'Supermartes', sin nada para nadie

El republicano John McCain sumó votos importantes que le permitirían ser el candidato de su par Hillary Clinton y Barack Obama se dividieron victorias, por lo que la batalla demócrata continu
Algunas declaraciones del ex presidente de EU han ofendido a  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Los candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos Barack Obama y Hillary Clinton se dividían las victorias en las primarias del "supermartes", mientras que el republicano John McCain sumaba triunfos importantes buscando la nominación presidencial.

En el reñido duelo entre los aspirantes demócratas, Obama ganó las votaciones en 13 estados y Clinton se adjudicó el triunfo en 8, asegurando una larga batalla por la nominación.

Entre sus triunfos, Clinton se quedó con los dos mayores premios de la jornada -California y Nueva York-, en el día de más actividad en la carrera por obtener la nominación para la elección presidencial de noviembre.

"Hay una cosa en esta noche de febrero y es que no necesitamos el resultado final para saber que nuestra hora ha llegado", dijo Obama entre vítores de simpatizantes en Chicago. "Nuestro movimiento es real y el cambio está llegando a Estados Unidos", agregó.

McCain ganó 9 votaciones, lo que le permitía erigirse como claro líder de la lucha por la nominación presidencial republicana.

El senador por Arizona se quedó con una gran cantidad de los delegados a la convención partidaria, que son quienes deciden la nominación, ganando en varios estados grandes donde todos los delegados disponibles son para el triunfador.

Sus rivales Mitt Romney y Mike Huckabee mantenían las esperanzas con vida y prometieron seguir en la lucha, pero podrían enfrentar crecientes dudas sobre la viabilidad de sus campañas. Romney ganó en 7 estados y Huckabee en 9.

"Esta noche, creo que debemos manejar la idea de que estamos al frente en el partido Republicano para la nominación", dijo McCain en Scottsdale, Arizona.

Sigue la pelea

Los resultados mixtos en las votaciones costa a costa, en las que todos los aspirantes de ambos partidos obtuvieron al menos cinco victorias, posiblemente lleven a extender la dura lucha por la nominación presidencial. Otra serie de primarias está programada para la próxima semana en media decena de estados.

Los comandos de campaña de Clinton y de Obama dijeron que esperan que el conteo de delegados resulte relativamente parejo. En total, en las primeras horas de este miércoles, Clinton tenía 760 delegados y Obama 692, dijo el Washington Post, lejos de los 2,025 necesarios para ganar la nominación.

La contienda demócrata dio a los votantes la posibilidad de nominar a un candidato que sería el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, Obama, o la primera mujer presidente, Clinton, senadora por Nueva York y ex primera dama.

En la carrera republicana, el Post expresó que McCain tenía 570 delegados, ante los 251 de Romney y los 175 de Huckabee, mientras que para ganar son necesarios 1,191.

McCain, quien perdió la primaria del 2000 a manos de George W. Bush, aún enfrenta el problema de convencer a los miembros más conservadores de su propio partido, que se muestran descontentos con sus posturas sobre inmigración, recorte de impuestos y reforma a la financiación de las campañas proselitistas.

Economía, tema central

Los temas económicos -la crisis inmobiliaria, el aumento de los precios de la energía y los alimentos, los tambaleantes mercados financieros y los nuevos datos que muestran una gran contracción en el sector de servicios- desplazaron a la guerra en Irak como la principal preocupación de los votantes, según sondeos a boca de urna.

Encuestas nacionales mostraron que más de la mitad de los votantes demócratas destacaron la capacidad para promover un cambio en el país como el principal atributo de un candidato.

Aproximadamente el 44% de los votantes republicanos prefiere un candidato que comparta sus valores, y sólo un cuarto quería un candidato con experiencia.

Pero sin que nadie quede fuera, los analistas señalaron que las batallas de nominación que siguen podrían significar más riñas políticas y divisiones dentro de los partidos.

"Dado que la votación no produjo ganadores seguros, las próximas contiendas en estados como Pensilvania, Ohio, Texas, Luisiana, Washington y Virginia podrían sólo incrementar la presión sobre las campañas que están más que deseosas de mostrar sus colmillos", expresó el New York Times en un editorial.

Obama se alzó victorioso en Alabama, Alaska, Colorado, Connecticut, Delaware, Georgia, Idaho, Kansas, Minnesota, Missouri, Dakota del Norte, Utah, y en el estado que representa en el Senado, Illinois.

Clinton triunfó en Arizona, Arkansas, California, Massachusetts, Nueva Jersey, Oklahoma, Tennessee y en el estado por el que es senadora, Nueva York. Vivió la jornada como una batalla por contener el buen momento de su rival Obama, quien ha crecido en las encuestas nacionales alzando la bandera del cambio.

"Espero continuar nuestra campaña y nuestro debate acerca de cómo dejar mejor este país para la próxima generación", dijo la candidata a sus simpatizantes el martes.

Obama se mantuvo fuerte entre los votantes negros pero esa tendencia se contagió a los votantes blancos, ganando el 40 por ciento en Georgia, según mostraron encuestas a boca de urna. Clinton tuvo un fuerte apoyo de las mujeres y los hispanos.

McCain ganó en Arizona -es senador por ese estado-, California, Connecticut, Delaware, Illinois, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York y Oklahoma. En tanto Huckabee, un predicador bautista, se adjudicó Tennessee, Georgia, Virginia Occidental, Alabama y Arkansas, estado del que fue gobernador.

Mientras que Romney se impuso en Alaska, Colorado, Dakota del Norte, Minnesota, Montana, Massachusetts -donde fue gobernador- y en Utah, que tiene una fuerte concentración de mormones. Si ganara la elecciones, Romney sería el primer mormón presidente de Estados Unidos.

Las victorias de Huckabee se vieron alimentadas por el fuerte apoyo de los evangelistas, y dividió respaldos con Romney entre los conservadores descontentos con McCain.

Ahora ve
No te pierdas