Calderón apoya a los inmigrantes

El mandatario mexicano prometió, en Los Ángeles, apoyar a los indocumentados en Estados Unidos; dijo que hará lo posible por mejorar las condiciones en México para frenar el flujo migratorio.
Felipe Calderón criticó a organizaciones que fomentan el sen
LOS ÁNGELES, EU (CNN) -

El presidente de México, Felipe Calderón, dijo a sus compatriotas en Los Ángeles que les daría mayor apoyo en Estados Unidos, al tiempo que prometió mejorar las condiciones en casa para frenar el flujo de emigrantes hacia el norte.

Al buscar enfrentar las quejas históricas según las cuales el Gobierno no logra ayudar a sus millones de ciudadanos que están trabajando en Estados Unidos, Calderón agregó que el consulado de su país en Los Ángeles -donde vive la mayoría de inmigrantes mexicanos- pronto abrirá siete días a la semana para cumplir con las demandas de documentos y apoyar en problemas legales y laborales.

"Trabajaremos en ambos países. Quiero que comencemos una nueva era en las relaciones entre nuestro Gobierno y los emigrantes mexicanos," expresó Calderón en una intervención el miércoles en la noche un salón lleno, en la última etapa de su gira por cinco ciudades en Estados Unidos.

Aproximadamente la mitad de la población de Los Ángeles es hispana y los mexicanos representan la vasta mayoría de ellos. El alcalde Antonio Villaraigosa, cuyo padre fue un inmigrante mexicano, simboliza la creciente influencia política de la comunidad.

Calderón hizo de las dificultades de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos una piedra angular de su primer viaje a ese país como presidente de México. Su visita se produce en medio de la campaña presidencial estadounidense, en la que la inmigración ilegal es uno de los asuntos de mayor debate.

El miércoles, un poco más temprano, Calderón exhortó a los legisladores de California a ayudar a su Gobierno a tratar la inmigración ilegal de manera que beneficie a su país y a Estados Unidos.

"No tienen que irse"

California es hogar de aproximadamente un cuarto de los aproximadamente 12 millones de inmigrantes que trabajan ilegalmente en Estados Unidos, cuyas esperanzas de obtener estatus legal se vieron deshechas el año pasado por el fracaso del Congreso en reformar las leyes de inmigración.

"La prosperidad y el crecimiento económico en Estados Unidos no serían posible sin la fuerza laboral mexicana," dijo Calderón a la multitud en Los Ángeles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Calderón criticó a organizaciones de medios estadounidenses, a las que no nombró, que han alimentado un sentimiento antiinmigración y antimexicanos, e informó que el Gobierno de México quiere promover e incrementar la migración a Estados Unidos.

"Necesitamos generar las condiciones de trabajo, oportunidad y una vida digna para que esta gente nunca tenga que irse," indicó Calderón. "No queremos ser un país que expulsa a su gente," dijo.

Ahora ve
Ellos son los jóvenes que gobiernan el mundo
No te pierdas
×