Calderón descarta privatización de Pemex

Expuso tres opciones: dejarla como está, destinar más recursos o copiar modelos de otros países el presidente dijo que respetará la decisión que tome el Congreso acerca de la reforma energéti
Felipe Calderón dijo que apoyará cualquier decisión que tome  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El presidente de México, Felipe Calderón, descartó la privatización de Pemex pero expuso que la paraestatal tiene tres opciones: quedarse como está; destinarle más recursos del presupuesto, lo que ya se ha hecho y no ha sido suficiente; o ver qué han hecho otras empresas públicas en el mundo.  

En el marco de la conferencia de prensa que ofreció para dar un balance de su primera gira de trabajo por Estados Unidos ante medios de comunicación que lo acompañaron y corresponsales, aclaró que el tema de Pemex o la reforma energética no fueron temas abordados en sus diversos encuentros en este país.  

Calderón Hinojosa expresó que cualquiera de las opciones que decida el Congreso de México la respetará plenamente.  

Sobre los escenarios para Petróleos Mexicanos (Pemex) explicó que el primero es simplemente "quedarnos como estamos, y si esa es la decisión del Congreso yo la respetaré plenamente".  

Advirtió sin embargo que hay puntos de preocupación pues está reduciéndose la capacidad de México para producir petróleo, porque se están agotando las reservas probadas que durarán probablemente nueve años más.  

Precisó que la segunda opción es destinar a Pemex más recursos del presupuesto federal, lo cual "ya lo hemos hecho con la Reforma Fiscal, sin embargo no ha sido suficiente".  

No obstante, detalló que para la cantidad de recursos que necesita "hay que ver si esta es la decisión del Congreso, misma que también respetaré, pero lo que hay que ver es de dónde sacamos esos recursos: si de la educación, la salud, el campo o la seguridad".  

La realidad, manifestó, es que los recursos "deben ayudarnos a hacer el gasto social y la infraestructura del país, y no al revés".  

Indicó que la tercera opción es ver qué han hecho otras empresas públicas en el mundo.  

"Digo empresas públicas porque yo tengo la firme convicción de que Pemex tiene que seguir y seguirá siendo del gobierno y de los mexicanos exclusivamente, el que no habrá ni debe haber una privatización de la empresa", subrayó.

En todo caso, señaló, debe verse qué tipo de fortalecimiento se tiene que dar a Pemex para que pueda ampliar su capacidad de producción petrolera y de refinación.  

Comentó que la buena noticia para México es que "tenemos petróleo y mucho, el problema es que ese petróleo es un tesoro que está enterrado en el mar a casi nueve mil metros de profundidad: tres mil de lecho marino y otros seis mil abajo del fondo del mar".  

Para alcanzar ese petróleo, mencionó, "necesitamos fortalecer a Pemex, estoy convencido que los mexicanos debemos ir por ese petróleo para que sea el instrumento con el cual hagamos de México un país plenamente desarrollo y poderoso en las próximas décadas".

Sostuvo que de eso debe tratarse la discusión del tema, pero reiteró que si la opción es que las cosas queden como están "yo las respetaré".  

Asimismo si la opción es sacar dinero del gasto social y pasarlo a Pemex "también lo respetaré, aunque traería consecuencias severas para el resto del presupuesto y no solucionaría el problema de fondo".  

Pero si la opción es ver qué han hecho otros países y encontrar alternativas que permitan a Pemex aumentar su capacidad exploratoria "también la respetaré", agregó el mandatario mexicano.  

Dijo ver con interés los casos de "empresas de países en economías competitivas como Noruega, que tiene una empresa pública, o Brasil, que tiene a Petrobras".  

Incluso, añadió, "países comunistas o socialistas todavía, como es el caso de Cuba, que ya está perforando en el Golfo de México en aguas profundas con otros mecanismos, (o) el caso de China, por ejemplo, que están actuando".  

El punto es que "no tenemos ya mucho tiempo, tendremos que decidir esto", estableció. En ese marco, insistió que de ninguna manera habrá una privatización, ni es el propósito.  

Lo que se busca es fortalecer a Pemex y darle los instrumentos que permitan ir por ese petróleo y que está enterrado en la profundidad del Golfo de México, destacó Calderón Hinojosa.

Ahora ve
No te pierdas