El nombre impulsa a candidatos en EU

Los candidatos Hillary y Obama utilizan su nombre como una marca para conectarse con los votant esta estrategia los ayuda a venderse personalmente y representar la mejor opción en las eleccio
Barack Obama raramente menciona su segundo nombre que es Hus
WASHINGTON (CNN) -

Llámenla simplemente Hillary. Digan hola a Obama.

Los precandidatos presidenciales estadounidenses están usando nombres de pila o apellidos distintivos para conectarse con los votantes y crear una marca, que esperan sea la vencedora el día de las elecciones.

Por lo tanto, ¿cuánto importa el nombre? Bastante cuando uno se está presentando para el cargo más poderoso del mundo.

El truco, dicen analistas y observadores, es cómo usar esos nombres para ganar votantes.

Hillary Clinton, la senadora de Nueva York y ex primera dama, ha enfatizado su primer nombre, colocándolo en fotos y firmando con él en pedidos para recaudar fondos, en un intento por imprimirle su identidad a la campaña y contrarrestar las percepciones de que es una mujer fría.

"Los nombres son marcas", dijo Christopher Hull, profesor adjunto de Georgetown University, especializado en primarias presidenciales.

"Hillary no es un nombre tan común, y por ello es uno fácil para convertir en marca", agregó.

Utilizar su primer nombre también la diferencia de su famoso marido, Bill Clinton, el ex presidente.

"Creo que si utilizara sólo Clinton o Hillary Clinton, (entonces) haría acordar a la gente de Bill nuevamente", aseveró Anna Beardsley, de 29 años, que asistía a un mitin por Obama en Alexandria, Virginia.

"Hillary es como un nombre bonito, gracioso. Creo que (...) tiene que aprovechar eso. Creo que lo necesita", dijo.

Obama, por su parte, unió sus nombres de sonido inusual a una campaña con un estilo de resurgimiento.

Estadios repletos a menudo lo reciben gritando "Obama, Obama" una y otra vez.

"El nombre se ha convertido en parte de cómo se vende a sí mismo, una especie de estrella", dijo Julian Zelizer, profesor de historia y asuntos públicos de Princeton University.

"Suena como estrella de rock (...) como Prince o algo así", añadió.

El personal de Obama y algunos seguidores lo llaman por su primer nombre, dijo la portavoz Jen Psaki.

Los candidatos a veces ajustan sus nombres por razones políticas.

Clinton hizo un uso cada vez menos frecuente de su nombre de soltera, Rodham, desde que inició su campaña para la presidencia, mientras que Obama raramente menciona su segundo nombre, Hussein.

Los demócratas no son el único partido jugando juegos con los nombres.

Los ex precandidatos republicanos Mitt Romney y Rudy Giuliani también pusieron sus primeros nombres en carteles y emplearon esa familiaridad para animar a los votantes.

El favorito John McCain, mientras tanto, tiene un nombre más tradicional y, presentándose sobre sus antecedentes en el Senado y su historia como héroe de guerra, es más probable que la gente se dirija a él por un título que por un primer nombre informal.

Ahora ve
No te pierdas