Pakistán rechaza caricatura de Mahoma

Estudiantes del país se manifestaron quemando banderas y pidiendo la expulsión del embajador da los diarios de Dinamarca volvieron a publicar los dibujos del profeta Mahoma la semana pasada.
Se oyeron gritos de ''¡muerte para el caricaturista!' y '¡bo  (Foto: )
ISLAMABAD (AP) -

Furiosas por la reproducción de las caricaturas del profeta Mahoma en Dinamarca, cientos de personas manifestaron el viernes en varias partes de Pakistán, incendiando banderas danesas y demandando la expulsión del embajador.

Al grito de ''¡condenamos la blasfemia de Mahoma!'' y ''¡envíen de regreso al embajador danés!'', unos 200 estudiantes de la Universidad Islámica Internacional en Islamabad prometieron organizar una marcha callejera el próximo viernes si el gobierno no acepta su demanda.

''Estamos dispuestos incluso a sacrificar nuestra vida por nuestro amado profeta'', expresó uno de los líderes estudiantiles, Mahmood Sadiqui.

También el viernes, unas 200 personas realizaron una protesta similar en Multán, la principal ciudad de la provincia oriental de Punjab, quemando banderas danesas y pidiendo a gritos ''¡muerte para el caricaturista!'' y ''¡boicot, boicot a los productos europeos!''.

En dos manifestaciones similares en la ciudad de Karachi, la más grande del país, unos 150 activistas de partidos radicales islámicos quemaron efigies del primer ministro danés y demandaron un boicot a los productos de Dinamarca.

''El caricaturista y el editor deberían ser ahorcados'', manifestó Mohammad Imran, líder estudiantil de la Jamiat Talba Islámica, una organización de estudiantes relacionada con el grupo político islámico más importante de Pakistán, el Jamaat-e-Islami.

Fue la segunda protesta de los últimos dos días en Karachi. Decenas de estudiantes islámicos incendiaron una bandera danesa el jueves.

Las protestas tuvieron lugar días después que los principales diarios de Dinamarca reprodujeron caricaturas del profeta Mahoma en un gesto de solidaridad, después que la policía danesa dijo que descubrió una conjura para asesinar al artista, cuyos dibujos provocaron hechos de violencia letales en todo el mundo musulmán en el 2006, incluido en Pakistán.

Pakistán es una nación musulmana donde la blasfemia de Mahoma es considerada como un delito grave que conlleva la pena de muerte.

Ahora ve
No te pierdas