Narco puede estar tras explosión: PGJDF

Ningún grupo se adjudicó el atentado, pero la PGJDF sugirió que es obra la delincuencia organiz la explosión que dejó un muerto y dos heridos se da en medio de una cruzada contra el narcotráf
Miembros del Agrupamiento Fuerza de Tarea, especializado en  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Pese a que ningún grupo se adjudicó la explosión de un artefacto explosivo que estalló el viernes en el DF, y que dejó un muerto y dos heridos, el procurador capitalino, Rodolfo Félix Cárdenas, sugirió que detrás del violento episodio podría estar la delincuencia organizada.

El artefacto explotó en medio de la cruzada del Gobierno del presidente Felipe Calderón por frenar la violencia del narcotráfico, que incluye operativos con miles de militares y policías en distintos estados.

El titular de la Procuraduría general de Justicia del DF (PGJDF), comentó que hay avances en la investigación, pero aún no se pueden dar a conocer, y dijo que trabajarán en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR) con el propósito de esclarecer el asunto.  

Cientos de policías con escudos mantuvieron cerrada por horas la céntrica avenida Chapultepec, a unas pocas cuadras del famoso monumento al Ángel de la Independencia, una zona donde helicópteros sobrevolaron y autoridades desalojaron edificios.

Los hechos

Cientos de policías con escudos mantuvieron cerrada por horas la céntrica avenida Chapultepec, a unas pocas cuadras del famoso monumento al Ángel de la Independencia, una zona donde helicópteros sobrevolaron y autoridades desalojaron edificios.

"Fueron dos explosiones, es un artefacto que hizo dos momentos de explosión", dijo a una radio local el secretario de Seguridad capitalino, Joel Ortega, que comanda a la policía y se encontraba en el cuartel general a la hora del suceso.

"Se presume que corresponde a un artefacto de fabricación casera", dijo Ortega más tarde, en una conferencia de prensa. Agregó que fue reforzada la vigilancia por toda la ciudad. "Vamos a mantener una supervisión nocturna esmerada", dijo.

De acuerdo con las autoridades, un hombre de entre 25 y 30 años murió por estallamiento de vísceras y al explotarle el artefacto perdió además la mano derecha y una pierna.

Tania Vázquez, la mujer que resultó herida, sufrió graves quemaduras en un 60% de su cuerpo; Javier Alonso González López , estudiante de 29 años, también resultó herido en un brazo porque pasaba por el lugar al momento de la explosión.

En el lugar, donde se hallaron fragmentos de metales y balines.

Se sacuden edificios

Las explosiones, que ocurrieron a unas dos cuadras de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, hicieron sacudir a los edificios cercanos, dejando un reguero de vidrios en las calles, una valla publicitaria doblada y un fuerte olor a pólvora, según testigos.

"Nosotros escuchamos el tronido y cuando salimos ya había dos personas tiradas, a lo mejor son ellos los que traían las bombas porque nosotros limpiamos todas las mañanas y no vimos nada", dijo Juliana Domínguez, una indígena otomí que vive junto a otras familias en un terreno baldío al lado del lugar de la explosión y que fueron desalojados.

Policías con trajes especiales revisaron los vehículos cercanos a la zona de la explosión junto a un robot detector de bombas.

Ortega dijo que no hubo un llamado de advertencia previo a los estallidos.

"Ha habido algunas llamadas posteriores (de bombas) en otros lugares que estamos revisando (...) han sido como de advertencia", dijo en una entrevista con Reuters.

El estallido ocurre la misma semana en que un grupo de siete sicarios fue capturado en la capital, acusados de pertenecer a un poderoso cártel de las drogas, con un numeroso arsenal que incluía armas y granadas, en una inusual seguidilla de detenciones de sicarios del narcotráfico en la ciudad.

Los arrestos de sicarios de la droga normalmente se producen en los estados fronterizos con Estados Unidos, los del Pacífico y del Golfo de México.

México también se ha visto amenazado por el grupo guerrillero izquierdista Ejército Popular Revolucionario (EPR), que hizo estallar el año pasado bombas en ductos de la petrolera estatal Pemex, que dejaron sin abastecimiento de gas natural a varios estados y paralizaron parte de la producción industrial durante varios días.

Pero en esos ataques nadie murió.


Ahora ve
No te pierdas