China prospera en deporte, ¿A qué costo?

El secreto del éxito de los atletas chinos está respaldado en un sistema de apoyo total; sin embargo los deportistas dejan a un lado la educación para enfrentar su futuro.
PEKIN (CNN) -

El sistema deportivo estatal de China ciertamente tiene sus críticas, pero varios de aquellos que fueron beneficiados por él están convencidos de que sigue siendo el secreto del éxito olímpico del país.

Hay 23,000 atletas auspiciados por el estado en la estructura piramidal que soporta el sistema deportivo de China y cada medalla de oro que reciba un deportista chino en los Juegos Olímpicos de Pekín de este año será producto de esto.

En la base de la pirámide están las escuelas como Shichahai en el centro de Pekín, donde los niños desde los seis años comienzan a entrenar y sueñan con convertirse en los campeones mundiales de mañana.

"Quiero jugar por China en las Olimpíadas", dijo a Reuters Beijinger Yu Jingjing, de 12 años, en una visita reciente a la escuela. "Quiero ser como Zhang Yining.", agregó.

Con la excepción del actor especialista en artes marciales de Hollywood Jet Li, Zhang Yining es probablemente el graduado más famoso de la escuela que ha entrenado a seis campeones olímpicos, y un típico producto del sistema.

"Nunca he comprado un sólo bate o un par de zapatos desde que comencé a jugar tenis de mesa a los cinco años", dijo recientemente Zhang, quien ganó dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.

"Todo estuvo a cargo del país y nunca me he preocupado de otros problemas, sólo necesito concentrarme en el tenis de mesa", afirmó Zhang.

Una de las más de 200 escuelas deportivas modelos, la Shichahai, con 49 años de antigüedad, entrena a unos 600 estudiantes en ocho disciplinas y al mismo tiempo les entrega educación general básica.

Cerca de la mitad de los estudiantes paga sus aranceles, mientras que la otra mitad está en las "reservas profesionales", que tienen todos sus gastos académicos, de entrenamiento y alojamiento cubiertos hasta un límite de cerca de 4,000 dólares al año, cada uno.

"El Gobierno invierte una gran cantidad de dinero en nuestra escuela cada año", dijo la directora Shi Fenghua.

Se forman comisiones cada año para traer nuevos atletas y reemplazar a aquellos que no logran el grado de talento que se necesita para integrar los equipos nacionales y provinciales.

Los mejores estudiantes de las escuelas deportivas se unen a los equipos provinciales como "atletas registrados estatales" y los jugadores de excelencia, como Zhang, se unen a los equipos nacionales y representan a China a nivel internacional.

En los deportes populares como tenis de mesa, llegar a las filas profesionales es extremadamente difícil.

"Crecemos bajo una presión enorme, compitiendo con todos", dijo la dos veces medallista de oro olímpico Wang Nan.

"Ninguno de nosotros ganó con facilidad", agregó Nan. "Tenemos que ser el más fuerte para sobrevivir la fuerte competencia interna".

Críticas

Para atletas como Zhang y Wang, integrar el equipo nacional y tener éxito internacional conlleva fama y un relativo bienestar económico, pero es el futuro de varios de los que fracasan lo que ha sido blanco de las críticas al sistema.

Dong Jiong, medallista de plata de bádminton en Atlanta y otro de los 32 campeones mundiales de Shichahai, señaló que un alto porcentaje de atletas queda sin educación o preparación suficiente en el ámbito social.

Entrenar por seis horas al día no deja mucho tiempo para el estudio académico, especialmente en un país donde aquellos que esperan alcanzar las mejores universidades de China estudian regularmente desde las siete de la mañana hasta medianoche, o incluso más tarde.

Ye Qiaobo, la primera medallista de los Juegos Olímpicos de China y ahora consejera del Parlamento, hizo un borrador de propuestas a comienzos de este año para mejorar el sistema.

"Si no cambiamos las cosas, los padres no serán capaces de dejar que sus hijos practiquen deporte", dijo la ex patinadora de velocidad.

Ahora ve
No te pierdas