Escenarios para el nuevo Estado

Tras la independencia de la provincia se abre un nuevo capítulo con diferentes posibilidades;
(CNN) -

La población albana de Kosovo declararó el domingo su independencia de Serbia, poniendo fin a un largo capítulo dentro de la sangrienta separación de la ex Yugoslavia, que además establecerá un difícil escenario étnico en los Balcanes.

Las principales potencias occidentales respaldan la independencia de Kosovo, ha sido administrado por Naciones Unidas desde que la OTAN retiró a las fuerzas serbias, en 1999.

Serbia y Rusia se oponen.

A continuación, los posibles escenarios que podría enfrentar Kosovo tras su independencia:

OCCIDENTE RECONOCE A KOSOVO, UE TOMA EL CONTROL:

Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia son los primeros en reconocer a Kosovo, mientras que la mayoría de los miembros de la Unión Europea lo hace más tarde. Sin embargo, seis de ellos -Chipre, Grecia, Rumania, Bulgaria, Eslovaquia y España- se mantiene en silencio.

La UE comenzaría a desplegar a 2,000 policías, jueces y administradores civiles, tomando el papel de Naciones Unidas. Serbia cita a sus embajadores en los países que reconocen a Kosovo, pero no rompe las relaciones diplomáticas.

SERBIA DICE A LOS SERBIOS KOSOVARES QUE RECHACEN LA SEPARACION:

Respaldados por Belgrado, los 120.000 serbios restantes en Kosovo rechazan la separación y forman su propio Parlamento en el denominado norte serbio.

Serbia fortalece una cadena de estructuras paralelas ya presente en Kosovo, dando servicios administrativos, de salud y educación a la minoría serbia, cimentando una división. Los serbios del norte rechazan cualquier tipo de cooperación con la nueva misión de la UE, pero no solicitan el retiro de las fuerzas de paz de la OTAN.

Occidente no esperaría un éxodo mayor de serbios, pero algunos seguirían abandonando gradualmente la provincia, al igual que lo hicieron muchos en los nueve años desde la guerra. Aún está por verse cuán grande será el esfuerzo de Serbia por separar formalmente el norte de Kosovo.

SERBIA PROMULGA MEDIDAS CONTRA NUEVO ESTADO:

Serbia establece un "plan de acción" de medidas contra el nuevo estado. Según analistas, éstas podrían incluir el cierre de fronteras, un embargo comercial y el rechazo de pasaportes kosovares.

Serbia también podría cortar los abastecimientos de electricidad y agua, así como los servicios de internet y teléfono, y desplegar una respuesta militar.

SERBIA ENFRENTA UNA CRISIS POLITICA:

La difícil coalición serbia, que ya es una alianza complicada, colapsa por la dirección que el país debería tomar ante la pérdida de Kosovo. El primer ministro nacionalista Vojislav Kostunica llama a rechazar cualquier integración a la UE, medida que el partido democrático del presidente Boris Tadic se niega a seguir.

Se establecen elecciones para mayo, lo que coloca un nuevo referéndum en el camino del país, occidentalizado hacia la UE o orientado hacia Rusia. El ultranacionalista Partido Radical consolidaría su posición como el principal partido político del país.

POSIBILIDADES DE VIOLENCIA:

Las restrictivas minorías albanas dentro de la Macedonia y Presevo Valley, al sur de Serbia, miran atentamente a Kosovo mientras algunos líderes locales ya hablan de intercambios de territorio en caso de que Kosovo sea dividido.

Pese a que muchas guerrillas del Ejército de Liberación de Kosovo entregaron sus armas tras el conflicto de 1998-1999, aún hay cerca de 400.000 armas ilegales en Kosovo, muchas en manos de criminales.

Pequeños grupos nacionalistas, tanto serbios como albanos, han hecho un llamado para tomar las armas y defender sus respectivas causas, pero los 16.000 soldados de paz de la OTAN en Kosovo deberían evitar la violencia.

Ahora ve
No te pierdas