Guerrillas, en desafío con Colombia

Los dos grupos rebeldes en ese país endurecerán sus posturas para negociar con el gobierno; el ELN ha imitado los esfuerzos de las FARC, imposibilitando la liberación de rehenes.
BOGOTÁ (CNN) -

Las dos mayores guerrillas de Colombia endurecerán sus posiciones frente al gobierno por el apoyo político que intenta abrirles el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lo que impedirá avanzar en la búsqueda de la paz, dijo el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo.

Chávez pidió en enero dar estatus político a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y reconocerles el estado de beligerancia, pero su petición ha recibido hasta ahora apoyo de ningún Gobierno.

La Unión Europea y Estados Unidos mantienen a los dos grupos rebeldes en una lista de terroristas lo que impide a personas, gobiernos y organizaciones mantener relaciones o darles apoyo.

"Por ahora, en lo inmediato, veremos un endurecimiento de las cúpulas, motivadas por el espacio político que intenta abrirles el presidente Hugo Chávez e interesadas en mostrar al interior de sus organizaciones una posición fuerte", dijo Restrepo en un documento publicado el lunes en su página de Internet wwww.altocomisionadoparalapaz.gov.co.

El funcionario aseguró que con una posición fuerte, las FARC y el ELN pretenden contrarrestar la disminución de la voluntad de lucha como resultado de los golpes militares que han sufrido, las deserciones y la desmoralización por el rechazo generalizado de la ciudadanía.

"De allí que los discursos encendidos de los últimos días los estimulen a endurecer su posición, lo que aleja, de manera inmediata, la posibilidad de una salida dialogada", explicó.

Liberaciones para presionar

Restrepo estimó que las liberaciones unilaterales de secuestrados de las FARC buscan presionar al Gobierno del presidente Álvaro Uribe ante la comunidad internacional para que acceda a entregar el control territorial de una región de 780 kilómetros cuadrados a la guerrilla para negociar un acuerdo humanitario.

Restrepo sostuvo que esto podría ser imitado por el ELN, que también busca abrirse espacio político ante la comunidad internacional y gobiernos de América Latina, Europa y sectores demócratas de Estados Unidos.

"En este escenario, tratarán de atraer también a sectores demócratas de los Estados Unidos, en especial aquellos que combinan una actitud crítica frente al Gobierno colombiano con una ingenuidad voluntarista en la búsqueda de la paz, lo que los lleva a facilitar la apertura de espacios de interlocución a los grupos armados ilegales colombianos", agregó.

Las FARC buscan negociar un acuerdo humanitario con el Gobierno de Uribe para liberar a 44 rehenes, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, a cambio de la excarcelación de 500 rebeldes.

Pero las posiciones inflexibles de las partes han impedido una solución al drama de los rehenes, algunos de los que completaron 10 años secuestrados en medio de la selva.

Esa guerrilla le entregó en enero a Chávez a las políticas Clara Rojas y Consuelo González y se comprometió hace dos semanas a liberar a tres ex congresistas enfermos.

Ahora ve
No te pierdas