Pakistán espera resultado de elecciones

Se inició el conteo de sufragios para elegir un nuevo Parlamento, el cual podría sacar a Mushar los centros de votación tuvieron poca participación por el temor a la violencia.
El asesinato de Bhutto atrasó las elecciones legislativas en
ISLAMABAD (CNN) -

Pakistán inició el lunes el conteo de los votos de unas elecciones mucho menos violentas de lo previsto, en las que podría ser elegido un Parlamento dispuesto a sacar del poder al presidente Pervez Musharraf, aliado de Estados Unidos.

El ex jefe del Ejército Musharraf instó a la reconciliación luego de sufragar en la ciudad de Rawalpindi, donde fue asesinada la líder opositora y ex primera ministro Benazir Bhutto el 27 de diciembre.

Las elecciones legislativas para elegir una Asamblea Nacional y asambleas provinciales fueron programadas originalmente para el 8 de enero, pero el asesinato de Bhutto obligó a retrasar los comicios.

Los centros de votación cerraron a las 17:00 (1200 GMT). Se espera que los resultados empiecen a publicarse para la medianoche y las tendencias deberían estar claras para el martes por la mañana.

La muerte de Bhutto, la política más progresista y de mayor afinidad con Occidente en una nación musulmana invadida por un sentimiento anti-estadounidense, aumentó las dudas sobre la estabilidad de Pakistán.

Más de 450 personas han muerto este año a raíz de la violencia relacionada con militantes.

El temor a la violencia mantuvo a muchos pakistaníes lejos de las estaciones de votación. Testigos en todo el país reportaron pocos votantes a pesar de los 80,000 soldados que respaldan a la policía en la supervisión de los comicios.

El funcionario electoral Mohammad Farooq estimó que la participación era del 35% en su centro de votación en Rawalpindi.

"Considerando las circunstancias de la seguridad, es un buen número," dijo al cierre de la votación.

Un funcionario de inteligencia dijo que 11 personas habían muerto, siete de ellas en la provincia de Punjab, y 70 resultaron heridas desde que comenzaron las elecciones.

En la provincia natal de Bhutto, Sindh, el ministro del Interior Arif Ali Khan dijo que dos personas habían muerto y 50 resultaron heridas en incidentes violentos relacionados con los comicios.

"Esto es casi insignificante," dijo Khan.

Musharraf, que llegó al poder con un golpe en 1999, prometió trabajar con los ganadores para construir una democracia en un país que alternó Gobierno civil con régimen militar durante sus 60 años de historia.

"Cualquiera sea el partido político que gane, y cualquiera sea el primer ministro (...) Los felicito y me ofrezco a cooperar plenamente como presidente," dijo a periodistas.

La popularidad de Musharraf cayó el último año debido a sus maniobras para quedarse en el poder, que incluyeron una purga del Poder Judicial y una declaración estado de emergencia durante seis semanas.

Muchos pakistaníes también culpan al Gobierno por la inflación, la escasez de comida y cortes de electricidad muy frecuentes.

Temor invade a los votantes

Las preocupaciones por la seguridad afectan a buena parte de Pakistán. Un atacante suicida que se inmoló en una oficina electoral del partido de Bhutto causó la muerte a 47 personas el domingo en una ciudad del noroeste del país.

"Ves ataques suicidas por todas partes y las calles vacías en un día de votación. Es todo debido al temor," dijo Mohammad Ijaz, quien sufragaba en la ciudad de Lahore, donde tres personas murieron el domingo a la noche tiroteos.

Militantes instalaron bombas en cuatro estaciones en el noroeste, tres en el valle de Swat, antes de que éstas abrieran, pero nadie resultó herido. Helicópteros del Ejército atacaron más tarde escondites de militantes en Swat, dijeron residentes.

Además de la violencia, el otro temor está fundado en la posibilidad de un arreglo de la elección, lo que podría llevar a los partidos de la oposición a rechazar los resultados y convocar a protestas callejeras. En ese escenario, queda por ver cómo reaccionaría el poderoso Ejército local.

Se espera que haya un voto por simpatía por el Partido del Pueblo de Pakistán (PPP), al que pertenecía Bhutto, y que le permitiría a esta formación opositora obtener la mayor bancada en la Asamblea Nacional, de 342 escaños.

La mayoría de los analistas dudan que el PPP obtenga la mayoría. Para Musharraf será clave a quién nombre el partido como socios de la coalición.

Ahora ve
No te pierdas