Suicida mata a 37 personas en Afganistán

Se acusa a los talibanes del atentado donde el atacante asaltó un convoy de soldados extranjero Occidente teme que el país vuelva a caer en la anarquía por la fortaleza de los insurgentes.
KANDAHAR, Afganistán (AP) -

Al menos 37 civiles murieron en un ataque suicida con un automóvil cargado de explosivos contra un convoy militar canadiense en un mercado del sur de Afganistán, dijo la policía.

El balance de heridos es de más de 30, dijo el gobernador de Kandahar Asadula Jalid. Tres soldados canadienses fueron levemente lesionados, agregó. El ataque se produjo en el poblado de Spin Boldak, en la provincia de Kandahar, cercano a la frontera con Pakistán.

El ataque ocurrió un día después del más cruento atentado suicida en Afganistán desde la caída del régimen Talibán en el 2001. Más de 100 personas murieron en un atentando suicida el domingo en las afueras de Kandahar, la capital provincial, manifestó Jalid el lunes. En un principio se había informado que los muertos eran 80.

Los ataques dinamiteros convirtieron a los últimos dos días en el período más letal para los civiles afganos desde la caída del Talibán.

Los atentados podrían también ser una advertencia de que los insurgentes han cambiado sus tácticas. Si bien los ataques con bombas sólo han causado decenas de muertes de manera ocasional, Afganistán nunca ha visto tantos civiles fallecidos en un período tan corto de tiempo. Por lo general los insurgentes evitaban matar a civiles.

El Talibán se proclamó responsable del ataque del lunes. El portavoz Qari Yousef Ahmadi manifestó que el suicida que detonó los explosivos fue Abdul Rahman, de Kandahar.

Cuando le preguntaron por la gran cantidad de víctimas civiles, dijo que 10 soldados extranjeros y ''una gran cantidad de policías'' fallecieron. Las autoridades no confirmaron esta información.

El país tuvo un récord de violencia el año pasado, y los analistas y líderes militares han vaticinado que el 2008 podría ser incluso más letal.

Peter Darling, portavoz de las fuerzas de la OTAN apostadas en el sur de Afganistán, expresó que ningún soldado de su escuadrón falleció en el ataque, pero no sabía si alguno resultó herido. Dijo que las fuerzas de la OTAN suministraron asistencia médica en el lugar.

''Condenamos firmemente este ataque cobarde contra la población civil, que fue atacada por insurgentes mientras realizaba sus actividades diarias'', sostuvo Darling.

Mohammed Ajtar, médico del hospital de Chaman, dijo que nueve civiles afganos fueron atendidos allí y uno falleció posteriormente. Jalid indicó que varios heridos estaban en estado grave y que la cantidad de muertos podría ascender.

Uno de los vehículos militares canadienses resultó muy dañado en el ataque, al igual que numerosos negocios y automóviles civiles, manifestó Abdul Razeq, jefe de la policía fronteriza de Spin Boldak.

Ahora ve
No te pierdas