El Ejército abusa de su poder en el país

La CNDH informó que soldados mataron a una persona e hirieron a otra en el norte de México; en otro episodio, los elementos de las fuerzas armadas golpearon a cuatro sacerdotes en un reté
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Soldados mataron a una persona a balazos e hirieron a otra y en otro episodio propinaron una golpiza a cuatro sacerdotes en el norte de México, en medio de una ofensiva del Gobierno contra el narcotráfico, informó el miércoles el Ombudsman nacional.

Organismos de derechos humanos e incluso las Naciones Unidas han advertido al Gobierno del conservador Felipe Calderón que el uso del Ejército para el combate al narcotráfico da lugar a que se produzcan abusos y que debe disminuir su presencia.

El Ombudsman nacional, de la autónoma Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), dijo en un comunicado que interpuso una queja para que se investigue el asesinato de Sergio Meza Varela, a quienes soldados le dispararon cuando viajaba en un coche con su cuñado, quien resultó herido.

El incidente se produjo el viernes en Reynosa, en el norteño estado de Tamaulipas, donde opera el violento cártel del Golfo y el Gobierno tiene concentrados a cerca de 5,000 de efectivos del Ejército.

Allí se producen a menudo tiroteos entre éstos y sicarios del narcotráfico.

El Ejército salió a las calles junto con la policía en diciembre del 2006 para combatir al narcotráfico, cuya violencia dejó el año pasado más de 2,500 muertos.

En otro incidente, en una carretera cercana a Reynosa, cuatro sacerdotes fueron golpeados por militares que los detuvieron en un retén del Ejército, denunció uno de los agredidos, Guadalupe Barbosa.

"Me tuvieron hora y media, golpeándome a mí y a los otros tres sacerdotes. Si no es porque uno de los soldados se da cuenta que somos curas, ahí todavía nos tuvieran", dijo Barbosa citado por el periódico Reforma.

Un portavoz de la CNDH dijo que el organismo interpuso una queja también por este caso.

Ahora ve
No te pierdas