Los hombres del poder en Cuba

Tras la renuncia de Fidel Castro, seguramente su hermano Raúl asumirá el poder de la Isla; los nombres que podrían ocupar el segundo puesto son Carlos Lage, Felipe Pérez y Ricardo Alarcó
Felipe Pérez Roque. (AP)

Tras la renuncia del presidente Fidel Castro a renovar su mandato, es probable que su hermano Raúl asuma el poder que actualmente detenta de manera interina.

Cuando suceda la designación en la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular del domingo algunos nombres suenan para tomar el lugar número dos:

Carlos Lage Dávila: Visto como el principal planificador económico de la isla, Lage es un pediatra y licenciado en Ciencias Sociales. Nació en La Habana el 15 de octubre de 1951.

Militante del Partido Comunista de Cuba (PCC) desde 1976, fue designado como secretario ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba en 1992. Desde esa posición le correspondió implantar modestas reformas económicas, como permitir negocios por cuenta propia y la legalización del uso del dólar al comienzo de la crisis económica desatada en la isla por el colapso del bloque socialista.

Pieza clave en el gobierno del presidente Fidel Castro.

Es miembro del Comité Central del PCC desde 1980 y diputado desde 1976.

Felipe Pérez Roque: Entre los más jóvenes del gobierno cubano, Pérez Roque se convirtió en canciller en un sorpresivo cambio ministerial en mayo de 1999, cuando ya llevaba siete años acompañando a Castro a encuentros y foros internacionales.

Nacido en La Habana en marzo de 1965, llegó en 1986 al secretariado de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), de la cual fue elegido presidente dos años después.

Ingresa en 1993 al Consejo de Estado, o máxima instancia del poder ejecutivo de Cuba, y tres años más tarde se convierte en miembro del Comité Central del Partido Comunista. Está casado y tiene dos hijos. Se graduó de ingeniero electrónico.

Ricardo Alarcón de Quesada: Entre los fundadores del Partido Comunista en 1965, Alarcón es un especialista en los temas de Estados Unidos y ostenta un doctorado en filosofía y letras. Nació el 21 de mayo de 1937 en La Habana. Desde su juventud participó en los movimientos contra el gobierno de Fulgencio Batista e integró el llamado Movimiento 26 de Julio, con el que Castro llegó al poder en enero de 1959.

Ingresó a la cancillería a comienzo de los 60 y se convirtió en embajador ante las Naciones Unidas en 1966.

En 1992 se convirtió en ministro de Exteriores, cargo que ocupó hasta marzo de 1993, cuando fue elegido líder de la Asamblea Nacional (el parlamento).

Miembro del Comité Central del PCC desde 1980, Alarcón -calificado como un

Ahora ve
No te pierdas