Cuba no debería ser un casino: Lula

El presidente brasileño expreso su apoyo para aprovechar el potencial intelectual de la isla; la etapa pos Fidel debe ser sin revivir el pasado revolucionario, agregó el mandatario.
BUENOS AIRES (CNN) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo en Buenos Aires que América del Sur debe ayudar a que Cuba se desarrolle en la etapa pos Fidel Castro, sin tener que revivir el pasado prerrevolucionario en el que la isla era "un casino".

Lula estuvo entre los últimos jefes de Estado que pisaron Cuba antes de que Castro diera un definitivo paso al costado desde el centro del Gobierno comunista que dirigió tras la revolución que encabezó en 1959, y en una entrevista televisada el lunes señaló que vio al líder cubano "lúcido políticamente".

"Todos nosotros en América del Sur precisamos contribuir para que Cuba no vuelva a ser un casino. Necesitamos contribuir para que aproveche todo su potencial intelectual, el potencial educacional de su pueblo, y se transforme en un país más próspero, más desarrollado", dijo al canal de noticias TN.

Raúl Castro, hermano menor de Fidel, fue elegido nuevo presidente de Cuba el domingo, en una ceremonia que cerró una era de 49 años en los que el legendario líder de la revolución se mantuvo al frente de su país después de destronar al dictador Fulgencio Batista.

"Estoy convencido de que Cuba no volverá a ser lo que era en los tiempos de Fulgencio Batista. Cuba es un pueblo muy orgulloso, extraordinariamente politizado, un pueblo con la formación adecuada y creo que va a salir bien de esta", declaró Lula durante la entrevista con TN.

La salida de Fidel Castro abrió un sinnúmero de especulaciones acerca de eventuales reformas en la isla caribeña, pero Raúl, un general de 76 años, mantuvo intacta la cúpula dirigencial que había acompañado a su hermano hasta que una enfermedad lo alejó del Gobierno hace un año y medio.

El mandatario brasileño pasó por Argentina en visita de Estado desde el jueves al sábado de la semana pasada, y mantuvo reuniones con la presidenta local, Cristina Fernández de Kirchner, y también con su par boliviano, Evo Morales, también presente en Buenos Aires.

Lula dijo que había pedido a empresarios de su país que inviertan en Cuba. "Acordamos ayudar a los cubanos a hacer una carretera, la principal carretera de Cuba. Estamos haciendo acuerdos con laboratorios, acuerdos para la recuperación de hoteles", explicó Lula.

"Así es como creo que vamos a ayudar a Cuba: sin ninguna injerencia política, sino con muchas ganas de ayudar a los cubanos a hacer lo que precisan que sea hecho", añadió.

Ahora ve
No te pierdas