Raúl Castro se estrena como presidente

El nuevo mandatario anunció que eliminará las prohibiciones excesivas que ya no tienen sentido; en un discurso al Parlamento, habló de modernizar el Estado socialista y reactivar su economía.
La agenda principal de Rául Castro es satisfacer las necesid

Raúl Castro debutó el lunes como presidente de Cuba, con una larga lista de problemas por solucionar apilada sobre su nuevo despacho en el Palacio de la Revolución.

El general de 76 años fue nombrado el domingo jefe de Estado en reemplazo de su hermano Fidel, el líder histórico que renunció la semana pasada después de casi medio siglo.

Raúl anunció que en las próximas semanas comenzará a eliminar prohibiciones excesivas que ya no tienen sentido.

"Todo sigue igual. Si logran solucionar la vivienda y la jama (comida), entonces habrán hecho algo. Pero eso quizás lo vean mis nietos," dijo Margarita, un ama de casa de 58 años.

Raúl remplazaba interinamente a Fidel desde que este enfermó en julio del 2006 y su designación no sorprendió a nadie.

En la mañana del lunes los niños iban a la escuela y la gente esperaba los autobuses chinos importados por Raúl para atenuar el déficit del transporte público.

"Mandato del pueblo a esta Legislatura: continuar fortaleciendo la Revolución," tituló Granma, el diario del gobernante Partido Comunista, en su portada.

La radio estatal reprodujo por la mañana el discurso de Raúl al Parlamento que lo eligió, donde habló de modernizar el Estado socialista y reactivar su economía.

"El país tendrá como prioridad satisfacer las necesidades básicas de la población, tanto materiales como espirituales, partiendo del fortalecimiento sostenido de la economía nacional y de su base productiva," dijo Raúl.

El nuevo presidente gobernará con José Machado Ventura, un veterano líder comunista de línea dura, como mano derecha.

Su Ejecutivo incluye además a varios generales y dirigentes históricos de la revolución de 1959. Incorporó también más mujeres y algunos líderes relativamente jóvenes.

La desconfianza de EU

Estados Unidos considera que la aprobación del Parlamento cubano para que Raúl Castro se desempeñe como el nuevo presidente de la isla es más de lo mismo.

El portavoz del departamento de Estado, Tom Casey, expresó que Estados Unidos cree que el retiro de Fidel, de 81 años, no representa una transición política importante para Cuba.

Para ejemplificarlo mencionó la canción ''Won't Get Fooled Again'' (No nos dejaremos engañar otra vez) del grupo de rock The Who.

Casey agregó que la continuación de la dictadura de la familia Casto ''no es algo que nos guste ver''.


Ahora ve
No te pierdas