Serbios queman banderas europeas

Los manifestantes también prendieron fuego a la imagen de la secretaria de EU, Condoleezza Rice el primer ministro serbio quiere romper relaciones con los países que reconozcan a Kosovo.
El presidente serbio, Boris Tadic, aboga por mantener lazos  (Foto: )
KOSOVSKA MITROVICA, Kosovo (AP) -

Unos 2,000 manifestantes serbios protestaron el lunes contra la independencia de Kosovo en el tenso norte de la nueva nación, y prendieron fuego a banderas de la Unión Europea, en lo que se ha convertido ya en un reto diario a la secesión del país de Serbia.

Los manifestantes se congregaron bajo un cartel que decía ''Kosovo es Serbia'' y escucharon discursos de líderes locales serbios en la dividida ciudad de Kosovska Mitrovica, como lo han hecho todos los días desde que el gobierno albanés de Kosovo declaró la independencia del territorio el 17 de febrero.

Los serbios consideran Kosovo el corazón de su patria ancestral y la cuna de su fe ortodoxa serbia, y rechazan la independencia como un paso ilegal.

Los manifestantes quemaron también una fotografía que mostraba a la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice con el presidente serbio Boris Tadic. Tadic se opone a la independencia de Kosovo, pero aboga mantener los lazos políticos y económicos con Estados Unidos y otros países occidentales, pese el reconocimiento por estos de la independencia de Kosovo.

En contraste, el primer ministro serbio, el nacionalista Vojislav Kostunica, quiere romper relaciones con todos los países que reconozcan la independencia de Kosovo.

La policía de la ONU custodiaba el principal puente entre las partes serbia y albanesa de Kosovska Mitrovica, y la protesta del lunes fue pacífica.

Previamente, un alto funcionario serbio llegó a Kosovo para visitar comunidades serbias, un gesto denunciado como provocación por el viceprimer ministro kosovar, Hajredin Kuqi.

El ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic, realizaba una visita de un día el lunes, ocho días después de la declaración de independencia, para reunirse con la minoría serbia en el territorio y con el representante de la ONU, Joachim Ruecker.

Funcionarios de la ONU dijeron inicialmente que no permitirían el ingreso de Samardzic a Kosovo, pero luego cambiaron de parecer.

Ahora ve
No te pierdas