Vaticano reitera apoyo a Cuba

El número dos del Estado Vaticano dijo que trabajará con el nuevo presidente para apoyar a cuba el cardenal Tarcisio Bertone está en la isla para celebrar 10 años de acercamiento bilateral.
LA HABANA (CNN) -

El cardenal Tarcisio Bertone, número dos del Vaticano, dijo el lunes que la Iglesia Católica trabajará con el gobierno comunista de Raúl Castro para lograr las "aspiraciones" de los cubanos.

Bertone, que será la primera autoridad extranjera en reunirse el martes con Castro tras su elección el domingo, anticipó que las relaciones entre la Iglesia y las autoridades cubanas irán "madurando".

"La Iglesia se pone cerca de las autoridades, del pueblo cubano, a trabajar por el bien de este querido pueblo", dijo a periodistas durante una rueda de prensa en La Habana.

"Todos juntos, el nuevo presidente Raúl, el nuevo Consejo de Estado, la Iglesia Católica misma (...) intentan reconocer las aspiraciones del pueblo", agregó el cardenal, aunque no dio más detalles.

Bertone, llegó a Cuba el miércoles pasado, poco después de la renuncia de Fidel Castro al poder después de casi medio siglo.

El Secretario de Estado del Papa Benedicto XVI visita Cuba para conmemorar el décimo aniversario del histórico viaje de Juan Pablo, que mejoró en 1998 las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno cubano.

"Yo espero que las relaciones vayan madurando siempre más como se ha hecho en estos 10 años", dijo.

Durante las homilías celebradas en La Habana y otras ciudades de Cuba, Bertone insistió en dar "un nuevo impulso" a las relaciones con el Estado cubano, y pidió a los feligreses "vigorizar" la fe en Dios ante las "delicadas situaciones".

En todos sus mensajes, Bertone llamó a la comunidad católica cubana a prepararse y recibir "con esperanza" el futuro.

Cuba corrigió en 1992 la Constitución, quitando la definición de Estado "ateo" y ofrece desde entonces más libertad religiosa.

Las relaciones entre la Iglesia Católica y las autoridades comunistas de Cuba han atravesado momentos de tensión desde el triunfo de la revolución que llevó a Castro al poder en 1959.

Bertone negó haber solicitado una amnistía para los presos políticos en Cuba, considerados por el gobierno como mercenarios al servicio de Estados Unidos.

Sin embargo, celebró la reciente excarcelación de cuatro disidentes condenados a penas de hasta 25 años por delitos "contra la Seguridad del Estado", que viajaron a España con sus familiares.

"La liberación de algunos presos son gestos positivos que ayudan a la reconciliación, que dan signos de esperanza", dijo.

En presencia del canciller cubano, Felipe Pérez Roque, Bertone criticó el embargo comercial de más de cuatro décadas que mantiene Estados Unidos contra Cuba, y prometió hacer "esfuerzos" para su levantamiento, sin precisar detalles.

El canciller se comprometió también a continuar el diálogo con la Iglesia Católica cubana para favorecer, dijo, la labor religiosa dentro de los marcos de la Constitución.

Los católicos cubanos aspiran a un mayor acceso a los medios de comunicación controlados por el Estado, con vistas a llenar las iglesias que aún permanecen vacías.

El 60%de los 11 millones de cubanos fue bautizado, pero un 90% de ellos no pisa los templos, según fuentes religiosas.

Ahora ve
No te pierdas