Colombia quiere reconciliación con FARC

El ejecutivo colombiano dijo que el pueblo está “dispuesto al perdón y a la reconciliación”; Alvaro Uribe agradeció la gestión del presidente Chávez, aunque la relación bilateral es crític
BOGOTÁ (CNN) -


El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, pidió el miércoles a la mayor guerrilla izquierdista del país buscar de buena fe la reconciliación después de que liberaron en forma unilateral a cuatro ex congresistas secuestrados durante más de seis años.

El mandatario agradeció al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y a la senadora Piedad Córdoba las gestiones que hicieron para recibir de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a los políticos Jorge Eduardo Gechem, Luis Eladio Pérez, Orlando Beltrán y Gloria Polanco.

"Las FARC deberían entender que el pueblo colombiano espera que se libere a todos los secuestrados que siguen en su poder, que deberían buscar ya con toda la buena fe el camino de la reconciliación", dijo Uribe en un mensaje por radio y televisión.

"(Las FARC deberían entender) que el pueblo colombiano está en una lucha inclaudicable contra el secuestro y las acciones terroristas, pero que el pueblo colombiano es un pueblo dispuesto al perdón y a la reconciliación", precisó el mandatario.

La guerrilla mantiene en su poder a 40 rehenes que busca intercambiar con el Gobierno por 500 rebeldes encarcelados, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres estadounidenses.

Pero las posiciones inflexibles de las partes han impedido un acuerdo para poner fin al drama de los rehenes, algunos de los que cumplieron 10 años secuestrados en campamentos rebeldes en medio de la selva.

El Gobierno también acusa a las FARC de mantener privados de la libertad a por lo menos 700 civiles por motivos económicos y de haber convertido el secuestro en su segunda fuente de financiación después del narcotráfico.

Uribe agradeció las gestiones de Chávez pese a que las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Caracas atraviesan su peor crisis en años.

La crisis surgió en noviembre, después de que el mandatario colombiano suspendió la mediación de Chávez ante las FARC para buscar la liberación de los rehenes.

Pero pese a la decisión del Gobierno de Colombia, el presidente venezolano mantiene un papel activo en ese propósito.

Ahora ve
No te pierdas