Ecuador retira embajador en Bogotá

El gobierno retiró al diplomático tras los incidentes en que murieron guerrilleros de las FARC;
LAGO AGRIO, Ecuador (AP) -

Ecuador retiró definitivamente a su embajador en Bogotá en reclamo por los últimos incidentes en los que murieron Raúl Reyes y otros 16 guerrilleros de las FARC, informó el vicecanciller José Valencia.

''El embajador (Francisco) Suéscum ya no es parte del cuerpo diplomático. Está fuera de Bogotá'', dijo a la AP el funcionario.

Aclaró que la medida no implica una ''ruptura definitiva de las relaciones'' entre las dos naciones pues quedará ''un encargado de negocios''.

''Las relaciones de los dos países se bajan de nivel'', agregó.

Valencia explicó que ''si estás circunstancias se aclaran a satisfacción de Ecuador se podrá nombrar a un nuevo embajador'', si posteriormente las relaciones se ''regularizan''.

Una misión del gobierno, encabezada por los ministros de Defensa, Wellington Sandoval, y de Seguridad, Gustavo Larrea, y los militares ecuatorianos llegaron el domingo al lugar donde murió el sábado el comandante Raúl Reyes de las FARC y otros 16 combatientes en un operativo del ejército colombiano en territorio de Ecuador.

Los militares ecuatorianos encontraron en el lugar los cadáveres de otros 15 combatientes y tres guerrilleras heridas que fueron atendidas en la base militar de Lago Agrio.

Según el diplomático, la decisión de retirar el embajador fue ''meditada con mucha calma'' por parte del gobierno y es ''equivalente'' a lo que Ecuador considera como una situación ''grave''.

Insistió en que las fuerzas colombianas ''violaron el territorio ecuatoriano y la soberanía del país'' durante el combate con guerrilleros en la localidad de Angostura, a 250 kilómetros al noreste de Quito y a unos dos kilómetros al frente de la población colombiana de Granada.

Valencia indicó que si Bogotá ''atiende los planteamientos de Ecuador'' el nuevo embajador ''podrá o no ser el señor Suéscum'', cuyo arribo a Quito está previsto para horas de la noche.

En tanto, un comunicado de la cancillería señaló que el Ministerio de Relaciones Exteriores ''convocó al doctor Carlos Holguín, Embajador de Colombia en Ecuador para comunicar'' el hecho.

Agregó que el presidente Rafael Correa ''declina la invitación formulada por el Gobierno Colombiano para que asista a la inauguración de la Planta de etanol en Santander'' prevista para el 30 de marzo.

El Comandante de la cuarta división, Fabián Narváez, señaló a la AP que para el retiro de los cadáveres se realizan ''los procedimientos legales'' para lo cual ingresaron al lugar de los hechos ''médicos forenses, la policía judicial y el fiscal''.

Tres batallones permanecen desde el sábado en el sitio.

Narváez reconoció que no hubo presencia militar ecuatoriana en la zona durante el enfrentamiento armado pues se dio en horas de la madrugada en una ''área selvática (lejana) donde el ingreso solo se puede hacer vía fluvial o por helicóptero''.

Admitió que tras el incidente la actividad es ''mayor a la normalmente planificada''.

Correa, quien desmintió lo que le relató su colega colombiano Alvaro Uribe señaló que ''estamos dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias, pero se acabaron los ultrajes y los abusos del gobierno colombiano'', afirmó.

La cancillería colombiana negó la violación de la soberanía de Ecuador y aseguró que sus fuerzas militares actuaron en legítima defensa.

Ahora ve
No te pierdas