Líder FARC era contacto para Francia

El comandante que murió el sábado era el negociador con el país europeo para liberar a Betancou algunos ex rehenes han dicho que la ex candidata presidencial está en grave peligro de salud.
La vida de Betancourt corre peligro. (Reuters)  (Foto: )
PARÍS (CNN) -

El comandante rebelde de las FARC que murió a manos de las fuerzas colombianas era el contacto de Francia para las negociaciones que buscan la liberación de Ingrid Betancourt, dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores francés, Bernard Kouchner.

"Es una mala noticia que el hombre con el que estábamos dialogando, con quien teníamos contactos, haya muerto", dijo Kouchner a radio Francia Inter. "¿Ven qué desagradable es el mundo?", agregó.

El Ejército colombiano anunció el sábado que sus tropas habían matado a Raúl Reyes, considerado por analistas como el segundo al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), asestando un duro golpe a la guerrilla más antigua de América Latina.

La muerte de Reyes se produjo días después de que un ex rehén de las FARC dijera que Betancourt, quien había sido maltratada y estaba encadenada, presentaba serios problemas de salud y estaba mentalmente exhausta.

Betancourt es una ex candidata presidencial de Colombia que también posee la nacionalidad francesa. Ha estado secuestrada por las FARC en medio de la espesa selva colombiana durante seis años y su apremiante situación se ha convertido en un importante tema político en Francia.

"Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para conversar sobre Ingrid Betancourt", sostuvo Kouchner y agregó que ella se encontraba en una "emergencia médica".

La muerte de Reyes, que ocurrió más allá de la frontera colombiana en Ecuador, enfureció tanto a Quito como a Caracas.

En Ginebra, el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, pidió al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ayuda internacional para liberar a cientos de personas secuestradas por las guerrillas de las FARC, quienes, según dice, viven en condiciones similares a las de los campos de concentración.

Santos señaló que todos los estados estaban comprometidos con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para luchar contra el terrorismo y coartar a cualquiera que use su territorio para planificar o cometer actos terroristas en otros países.

"Que no haya malos entendidos: debemos continuar siendo firmes en nuestra postura contra el problema de las drogas y el terrorismo en todo el mundo", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas