La OEA revisará el caso Colombia

El organismo se reunirá de forma urgente en Washington por el conflicto entre Colombia y Ecuado México, Brasil, Chile y Argentina se ofrecen para mediar y buscar un arreglo diplomático.

Los presidentes del continente sugirieron el lunes que Colombia se disculpe ante Ecuador por la incursión de sus tropas en territorio ecuatoriano para abatir a un líder de la guerrilla de las FARC, y que ambos deben bajar el tono de su retórica y buscar un arreglo diplomático para que su crisis no desestabilice la región.

El incidente ocurrido el sábado ha motivado una convocatoria de urgencia de la OEA en Washington para el martes. Junto con ello, se conocieron pedidos para crear una comisión investigadora y convocar a los cancilleres del Mercosur, así como una oferta de mediación de Argentina, Brasil, Chile y México, y la preocupación de las Naciones Unidas.

La oferta de mediación será abordada el martes por el grupo ALADI (Sudamérica más México) antes de la sesión de la OEA y presentada al foro si hubiese acuerdo, informó la embajadora peruana ante la organización, María Zavala.

La presidenta chilena Michelle Bachelet dijo que conversó telefónicamente con varios colegas y anticipó que ''estamos perfectamente disponibles''.

Señaló que la invasión ''amerita una explicación del gobierno colombiano a Ecuador'', posición coincidente con la de varios presidentes, entre ellos Alan García, de Perú.

García dijo que si bien la lucha colombiana contra los terroristas exige decisiones graves, en la incursión ''se han violentado las normas internacionales y Colombia le debe unas disculpas al Ecuador''.

El presidente de México, Felipe Calderón, dijo que apoyará ''cualquier acción que favorezca el diálogo''.

El canciller Celso Amorim informó que Brasil propondría en la OEA una comisión investigadora para ''disminuir las dudas'', ya que Ecuador y Colombia han ofrecido versiones diferentes.

Indicó que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva conversó con los dos presidentes involucrados para que se bajara el tono de la disputa que, agregó, ''amenaza la paz en la región''.

El presidente salvadoreño Tony Saca comentó que lo ''que menos necesita América Latina es que se esté atizando el fuego'' de una guerra.

En Montevideo, el gobierno uruguayo dijo que pidió a la Argentina, presidente pro témpore, una reunión extraordinaria de cancilleres del Mercosur.

El presidente de Guatemala Alvaro Colom indicó que ''nosotros apostamos por la vía diplomática, de la conciliación''.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon dijo que estaba ''preocupado por las tensiones y la retórica encendida'' de las partes, y que ambos países deben encarar sus ''compartidas preocupaciones en el espíritu de diálogo y cooperación'' que los ha caracterizado.

El único gobierno que expresó su apoyo a la decisión del presidente colombiano Alvaro Uribe de atacar el campamento guerrillero fue Estados Unidos. El Departamento de Estado dijo que ''apoya el derecho de Colombia'' de defenderse de las FARC.

Los candidatos presidenciales estadounidenses, Hillary Clinton y Barack Obama, demócratas, y John McCain, apoyaron también a Uribe.

McCain dijo que Colombia era ''un aliado vital'' en Sudamérica, mientras que Clinton consideró que la movilización de tropas venezolanas a la frontera con Colombia dispuesta por el presidente Hugo Chávez ''es injustificada y peligrosa''.

''En vez de criticar las acciones de Colombia de combatir grupos terroristas junto a las regiones fronterizas, Venezuela y Ecuador deberían trabajar con su vecino para asegurarse que sus territorios dejen de servir como refugios de terroristas'', dijo Clinton.

Obama declaró que la incursión colombiana para matar a un dirigente de las FARC ''no debería ser pretexto para escalar tensiones o amenazar la estabilidad de la región''.

Ahora ve
No te pierdas