Serbia enfría relaciones con Europa

El primer ministro serbio pidió apoyo para reclamar sobre Kosovo aún sin el apoyo de la UE; el presidente de Serbia es partidario a integrar su país al bloque europeo y acepta la secesión
BELGRADO (AP) -

El primer ministro nacionalista de Serbia, Vojislav Kostunica, pidió respaldo el martes a su posición de que el país no tratará de estrechar vínculos con la Unión Europea a menos que el bloque respalde sus reclamos sobre Kosovo.

Kostunica señaló en un comunicado que todos los partidos políticos deben unirse a fin de defender el derecho de Serbia a controlar Kosovo.

El deterioro de los vínculos de Serbia con la UE ha creado disputas en el seno de la tambaleante coalición gobernante luego que Kosovo declaró la independencia el 17 de febrero.

Los analistas políticos creen que esas diferencias podrían llevar al colapso del gobierno y a la convocatoria a comicios anticipados este año.

Belgrado se ha negado a respaldar la secesión de Kosovo, señalando que forma parte de territorio serbio.

Kostunica señaló en su comunicado que la UE debe reconocer el derecho que tiene Serbia sobre Kosovo antes de firmar un acuerdo de pre ingreso al bloque, el primer paso formal hacia la aceptación en la organización.

A diferencia de Kostunica, el presidente de Serbia Boris Tadic, un pro occidental, es partidario de la integración con la UE sin importar la situación de Kosovo. El pasado fin de semana, Tadic acusó a Kostunica y a su sector de ''engañar brutalmente'' al pueblo al vincular el tema del ingreso a la UE con Kosovo.

Pero Kostunica insistió el martes en su comunicado que es ''necesaria una posición firme ... para continuar nuestra integración europea como un país completo''.

No hubo inicialmente reacciones de Tadic, quien ha acusado a los nacionalistas de usar a Kosovo para distanciar a Serbia de Occidente de manera permanente, y para acercarla a Rusia, un país que ha criticado duramente la secesión de Kosovo.

Ahora ve
No te pierdas