¿Fórmula Clinton-Obama contra McCain?

La senadora sugirió que ella y Obama podrían unirse para enfrentar al republicano John McCain; la lucha para lograr la nominación Demócrata amenaza con extenderse hasta junio o incluso más a
Los rivales demócratas podrían unir fuerzas para derrotar al
WASHINGTON (CNN) -

Barack Obama y Hillary Clinton se alistaban el miércoles para una larga batalla por la nominación demócrata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, con Clinton sugiriendo que en última instancia ambos podrían unirse para enfrentar al republicano John McCain.

McCain consiguió el apoyo del presidente George W. Bush en una ceremonia en la Casa Blanca que coronó el ascenso del senador de Arizona a la nominación de su partido luego de que su campaña casi colapsó el año pasado.

Mientras McCain volcaba su atención en las elecciones de noviembre, los demócratas se preparan para continuar el agotador duelo estado por estado para conseguir la nominación entre Obama y Clinton, que amenaza con extenderse hasta junio o incluso más allá.

Clinton eludió el martes otro potencial golpe de "nocaut" de Obama, ganando en los estados de Ohio y Texas para revitalizar su campaña. La senadora por Nueva York dijo que sus victorias demostraron que cuenta con el apoyo amplio que los demócratas necesitan para enfrentar a McCain.

Obama prometió enfrentar más agresivamente a Clinton, quien lo derrotó en Ohio y Texas luego de que ella cuestionó su preparación para ser comandante en jefe, su compromiso a renegociar tratados internacionales de comercio y su fortaleza en una campaña de elecciones generales.

"Creo que en las próximas semanas nos sumaremos a ella en su planteamiento", dijo Obama a periodistas. "Ella ha planteado que tiene una extensa experiencia, al contrario que yo. Es importante examinar esa afirmación", agregó.

Obama, un senador de Illinois que podría ser el primer presidente negro de su país, apuntó a su ventaja en delegados comprometidos que seleccionarán al nominado del partido en la convención de agosto y dijo que estaba camino a la nominación.

Bajo las reglas demócratas, que permiten a los perdedores de cada estado obtener un número proporcional de delegados, Clinton debe ganar en muchas de las votaciones restantes por amplios márgenes para tener una oportunidad de cerrar significativamente la brecha con Obama.

Según un conteo de MSNBC, Obama disponía de 1,307 delegados comprometidos y Clinton tenía 1,175, cuando aún resta por calcular completamente los resultados de las votaciones del martes. Ambos aspirantes tienen un buen camino por recorrer hasta alcanzar los 2,025 necesarios para quedarse con la nominación.

El estancamiento demócrata pone de nuevo el foco en los más de 350 "superdelegados" no comprometidos -funcionarios partidarios elegidos que son libres de apoyar a cualquier candidato- que podrían influir fuertemente en la carrera si comienzan a moverse hacia Obama o Clinton.

¿Clinton y Obama en campaña conjunta?

La estrecha carrera también renueva la atención en los estados de Florida y Michigan, que fueron despojados de delegados en una disputa con el partido nacional.

Clinton ganó las carreras en ambos estados, aunque los candidatos no hicieron campaña allí, y funcionarios renovaron charlas acerca de que ambas carreras deberían ser realizadas de nuevo.

Con los demócratas considerando cómo los aspirantes podrán alcanzar la cifra de 2.205 delegados que necesitan para asegurar la nominación, Clinton reconoció la posibilidad de que ambos podrían terminar juntos como candidatos a presidente y vicepresidente.

"Bueno, podríamos estar dirigiéndonos en esa dirección, pero tendríamos que decidir quién estaría a la cabeza", declaró Clinton, quien usualmente elude el tema, al ser consultada en el programa "The Early Show" de la cadena CBS.

Tanto Clinton como Obama dijeron posteriormente que es "prematuro" discutir una campaña conjunta.

Las próximas contiendas demócratas se llevarán a cabo el sábado en Wyoming y el próximo martes en Mississippi. Obama es favorito en ambas carreras. Luego habrá una gran votación el 22 de abril en Pensilvania.

"Creo que están comenzando a hacer duros cuestionamientos y creo que los votantes quieren que esta carrera continúe porque ahora están realmente preocupados sobre a quién le puede ir mejor contra el senador McCain", dijo Clinton, de 60 años, en una entrevista el miércoles a "Today Show" de la cadena de televisión NBC.

"Creo que los votantes finalmente están enfocados en quién creen que sería el mejor comandante en jefe y quien sería el mejor presidente para cambiar la economía", agregó la candidata.

Ahora ve
No te pierdas