Indagan muerte de mexicanos en Ecuador

Dos mexicanos, afiliados a la UNAM, pudieron haber muerto en el ataque colombiano en Ecuador; la Universidad mostró su consternación y aclara que la violencia no resolverá ninguna diferenci
Las autoridades no han querido revelar las identidades de lo
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

El gobierno mexicano dijo que investiga si dos de sus ciudadanos murieron en el ataque colombiano a un campamento de rebeldes en Ecuador, en el que una estudiante universitaria mexicana resultó herida.

La cancillería mexicana dijo el miércoles que ''colabora con las autoridades de Ecuador y Colombia para corroborar informes del posible fallecimiento de dos mexicanos en el incidente referido''.

La cancillería no identificó a ninguno de los dos, pero parece que uno de ellos, además de la mujer herida, eran miembros de un grupo estudiantil de izquierda en la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

Las autoridades no revelaron el nombre del muerto, pero el periódico La Jornada lo identificó como estudiante de la UNAM. Las autoridades mexicanas analizan el ADN y huellas dactilares del cadáver de un varón para confirmar su identidad, según un funcionario en la capital mexicana que no estaba autorizado a dar su nombre.

La UNAM expresó en un comunicado ''su consternación frente a la posibilidad de que algún otro miembro de la comunidad haya resultado afectado fatalmente en los sucesos'' del 1 de marzo.

''Preocupa que, una vez más, se intente como hace más de cuatro años involucrar esta casa de estudios con grupos ajenos al quehacer universitario'', agrega, y declara que ''la violencia, en ninguna de sus manifestaciones, es ni será la fórmula para resolver diferencias''.

La posibilidad de que tres de las 24 personas en el campamento rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, un grupo que figura en las listas europeas y estadounidenses de organizaciones terroristas, fuesen mexicanos ha suscitado interrogantes aquí.

La incursión colombiana al campamento dejó más de 20 muertos, incluyendo un alto comandante rebelde, pero también volcó la atención sobre un grupo mexicano de apoyo a las FARC que operaba en la UNAM.

Un cibersitio operado por un movimiento estudiantil radical, Okupacheweb, confirmó que el hombre aludido por el periódico era miembro del Grupo Mexicano de Apoyo a las FARC, como también la mujer herida, Lucía Andrea Morett.

El grupo, al igual que el sitio en la red, operan desde lo que describen como un área autónoma de la universidad.

Ahora ve
No te pierdas