Demócratas critican a Bush por empleo

Clinton y Obama resaltaron las fallas en las medidas económicas del actual presidente; Barack señaló que las propuestas de McCain se encaminan hacia el mismo rumbo.
El Departamento del Trabajo informó que se perdieron 63,000  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Los precandidatos demócratas aprovecharon el débil reporte sobre el mercado laboral en Estados Unidos publicado el viernes para ridiculizar las políticas económicas del presidente George W. Bush.

En tanto, la Casa Blanca defendió sus medidas sobre lo que se convierte en un tema principal en las elecciones presidenciales de noviembre.

"Los malos datos laborales de hoy deberían de aclarar cualquier duda de que nuestra economía está en grandes problemas," dijo la precandidata demócrata Hillary Clinton en un comunicado, luego de que un reporte gubernamental mostró un segundo mes consecutivo de pérdidas de empleos.

"Estas malas noticias se producen al final de una semana en la que el petróleo superó los 104 dólares por barril y las ejecuciones hipotecarias llegaron a un máximo histórico en el cuarto trimestre del 2007," agregó.

En tanto, su principal rival por la candidatura demócrata, el senador por Illinois Barack Obama, señaló que "los estadounidenses no pueden permitirse vivir bajo la propuesta de John McCain (candidato republicano) de cuatro años más con las mismas políticas económicas de Bush, que nos han perjudicado durante los últimos ocho años."

"No pueden permitirse tener otro político que les promete soluciones pero no cambiará las políticas en Washington," dijo.

El Departamento del Trabajo informó el viernes que la economía estadounidense perdió 63,000 empleos en febrero tras la eliminación de 22,000 puestos de trabajo el mes anterior.

Además, indicó que en diciembre se crearon apenas 41,000 empleos, la mitad de los 82,000 estimados originalmente.

En medio del periodo de campaña para las elecciones presidenciales de noviembre, el reporte de empleo podría impulsar los esfuerzos demócratas para lanzar nuevas medidas de estímulo económico, más allá de los 152,000 millones de dólares aprobados por Bush en reducciones fiscales y reembolsos.

Los demócratas, que tienen control del Congreso, buscan una legislación que entregue miles de millones de dólares a los gobiernos locales más afectados por las ejecuciones, y que pueda borrar la deuda hipotecaria de aquellos que podrían perder sus casas.

Por otra parte, el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto dijo que el reporte de empleo es decepcionante y reconoció una desaceleración de la economía. Además, agregó que el Gobierno de Bush y la Reserva Federal están enfrentando los problemas económicos.

La Casa Blanca ha señalado en repetidas ocasiones que la economía de Estados Unidos está en desaceleración, pero no se encuentra camino a una recesión. Sin embargo, muchos analistas creen que el país ya podría estar en una.

"El tema no es el nombre que se le dé, lo importante es qué se está haciendo al respecto. También hemos estado enfrentando agresivamente la desaceleración con el paquete de estímulo económico," indicó.

Ahora ve
No te pierdas