Economía y ETA, un reto para Zapatero

El mandatario enfrenta una crisis en el sector de construcción, desempleo y estancamiento econó tendrá que formular una estrategia nueva para conciliar con el grupo armado vasco.
Zapatero deberá resolvera a corto plazo los problemas económ
MADRID (AP) -

La buena noticia para el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero es que en las elecciones generales del domingo obtuvo un mandato de otros cuatro años y más escaños en el parlamento. La mala noticia es que de los dos principales problemas, una economía en declive y el resurgimiento del grupo armado vasco ETA, el primero debe ser resuelto con urgencia, y el segundo es letal.

Las tormentas se acumulan en el frente económico, y Rodríguez Zapatero debe hacer reformas que no cuadran con sus impulsos socialistas, dicen economistas.

Y la ETA ha retornado por sus fueros, asesinando a un miembro del partido Socialista dos días antes de los comicios generales. Ahora, Rodríguez Zapatero no puede pensar en negociar un acuerdo de paz como el que intentó en el 2006. Esas negociaciones fueron propuestas luego que la ETA anunció una tregua unilateral. Pero un compromiso similar luego del último acto de violencia parecería una broma siniestra.

En términos de gastar su capital político, más conversaciones del gobierno con la ETA serían ''suicidas'', dijo Ramón Cotarelo, profesor de ciencias políticas en la universidad Complutense, en Madrid.

En cuanto a la economía, hasta ahora Rodríguez Zapatero no le prestaba mucha atención. El heredó una de las grandes historias de éxito de Europa, año tras año de robusto crecimiento que superó de manera constante a sus vecinos más ricos. Por lo tanto, se concentró en reformas sociales tales como legalizar el matrimonio gay, ofrecer más autonomía a las regiones, e intentar lograr la paz con la ETA.

Ese lujo comenzó a evaporarse hace unos seis meses, con una crisis en el sector de la construcción, uno de los más dinámicos de España. A eso le siguieron las secuelas de la crisis hipotecaria en Estados Unidos.

Bancos e importantes economistas dicen que el crecimiento, que fue de casi un 4% durante más de una década, podría reducirse a la mitad en el 2008. El desempleo, que se hallaba a niveles bajos, está creciendo de manera alarmante. Además, la inflación es alta, la confianza del consumidor es baja y el mercado de propiedades, uno de los sectores clave de la economía, se halla estancado.

José Ramón Pin, profesor de administración en la escuela IESE, dijo que Rodríguez Zapatero y su equipo económico deben actuar con rapidez, pues ''todo lo que era una espiral virtuosa en la economía española se puede convertir de golpe en una espiral de vicio y negativa''.

Juan Carlos Martínez Lazaro, profesor de economía en el Instituto de la Empresa, dijo que España también necesita una reforma urgente en el sistema educativo pues produce millones de graduados universitarios que terminan trabajando en restaurantes de comida al paso por falta de mejores oportunidades.

El foco, dijo, debe concentrarse en el entrenamiento técnico y vocacional para profesiones mucho más cotizadas en términos monetarios, como plomeros, que escasean. ''Se puede trabajar toda la vida y no ganar lo que gana un fontanero'', señaló Martínez Lazaro.

En cuanto a la ETA, es un gran dolor de cabeza para Rodríguez Zapatero. Luego de ganar los comicios, sus primeras palabras fueron en homenaje a Isaías Carrasco, el ex concejal socialista asesinado el viernes por la ETA en la región vasca, y a otras personas asesinadas por el grupo.

Con ese ataque a plena luz del día, la ETA envió un mensaje muy claro: nadie podrá ignorar su presencia, o sus demandas, dijo Cotarelo.

Por ahora, Rodríguez Zapatero tiene las manos atadas. Sólo puede limitarse a perseguir al grupo, encarcelar a sus miembros y esperar que cambie de posición, algo bastante improbable.

''Es duro decir esto, pero el precio que hay que pagar es aceptar una cantidad de atentados anual que hay que procurar que sea la más baja posible. Pero no hay otra salida, vista la actitud de la ETA'', dijo Cotarelo.

De todas maneras, algo sin precedentes ocurrió luego del asesinato de Carrasco. Algo que sugiere un cambio. En Bilbao, la principal ciudad de la región vasca, un partido de fútbol el sábado en la noche comenzó con un minuto de silencio en homenaje al ex concejal. Tal gesto para una víctima de la ETA en un evento deportivo en el país vasco nunca había ocurrido. Según Cotarelo, ''Estas cosas simbólicas son muy significativas. Muchas veces, (hablan) más que miles de encuestas''.

Ahora ve
No te pierdas