Cambio climático afectará las carreteras

Un nuevo estudio muestra cómo el calentamiento dañará vías de comunicación, trenes y aviones; el panorama es: inundación de aeropuertos, túneles y líneas ferroviarias y erosión de puentes.
WASHINGTON (AP) -

El cambio climático puede inundar carreteras y trenes subterráneos, dañar vías férreas y debilitar puentes, según un estudio.

El calentamiento global afectaría toda forma de transporte mediante un aumento en el nivel de las aguas, más lluvias y oleajes más intensos, expresó el Consejo Nacional de Investigación en un estudio difundido el martes.

Para peor, la gente sigue radicándose en zonas costeras, lo que hace que aumente la necesidad de construir más carreteras y otros servicios en las zonas más vulnerables, indicó el informe.

''Los profesionales del área de transportes deben admitir que llegó la hora de hacer frente a los desafíos planteados por el calentamiento global y de aplicar los últimos conocimientos científicos a la planificación de los sistemas de transporte'', manifestó Henry Schwartz Jr., quien dirigió la comisión que preparó el informe.

El documento cita cinco sectores más expuestos a la amenaza climática:

1.-Más olas de calor, que requerirán límites de peso en los aeropuertos de zonas calurosas o ubicadas a cierta altitud, y provocarán una expansión térmica de las coyunturas de los puentes y deformidades en las vías férreas.

2.- Un aumento en el nivel del mar y en los oleajes provocará inundaciones de carreteras costeras y forzará evacuaciones, al tiempo que inundará aeropuertos y líneas ferroviarias. También inundará túneles y erosionará las bases de los puentes.

3.- Más tormentas, que causarán demoras en el tráfico aéreo y terrestre, inundaciones en túneles y líneas ferroviarias, y erosión de carreteras, puentes y otras infraestructuras.

4.- Huracanes intensos más frecuentes, que afectarán los servicios aéreos y de transportes de cargas, llenarán las carreteras de objetos y dañarán edificios.

5.- Aumento de temperaturas en el ártico, que descongelará las capas heladas subterráneas, lo que generará el hundimiento de carreteras, líneas ferroviarias y pistas de aterrizaje de los aeropuertos, así como destrozos en tuberías.

El panorama, no obstante, tiene algunos aspectos positivos. El informe dice que el transporte marino podría hallar más facilidades en el ártico debido a los deshielos. Esto podría acortar rutas y abaratar costos.

Ahora ve
No te pierdas