El gobernador de Nueva York se tambalea

Los republicanos buscan que el demócrata deje su cargo si no renuncia voluntariamente; el gobernador Eliot Spitzer es investigado por contratar a una prostituta por 1,000 dólares la
Eliot Spitzer no admitió haber sostenido relaciones con una
NUEVA YORK (Agencias) -

Los republicanos de Nueva York buscarán imputar al gobernador Eliot Spitzer si no renuncia dentro de las próximas 48 horas, tras una información que lo vinculó con una red de prostitución, dijo Josh Fitzpatrick, portavoz del líder de la minoría republicana en la Asamblea, James Tedisco.

"El gobernador tiene 48 horas para renunciar o se presentarán documentos de imputación", reveló.

Un artículo del New York Times dijo que Spitzer contrató una prostituta por 1,000 dólares la hora y fue atrapado en una escucha telefónica federal al menos seis veces entre el 12 y 13 de febrero, arreglando encontrarse con ella en un hotel de Washington.

Spitzer no confirmó ni negó la información.

Mientras el gobernador Spitzer enfrentaba nuevos pedidos de renuncia en medio de un escándalo de prostitución, un funcionario policial dijo el martes que el gobernador cayó bajo sospecha por primera vez debido a las transferencias de pagos de varias cuentas bancarias a una cuenta operada por una banda de prostitución.

Spitzer fue el blanco inicial de la investigación y fue rastreado mediante interceptaciones telefónicas aprobadas por la justicia, según las cuales parece haber convenido el encuentro con una prostituta en un hotel de Washington a mediados de febrero, dijo el funcionario.

La fuente habló con la AP con la condición del anonimato debido a lo sensible de la investigación.

El escándalo que afecta al hombre que erigió su reputación política luchando contra la corrupción asombró al estado. Los llamamientos a su renuncia comenzaron inmediatamente y se intensificaron el martes con pedidos del New York Daily News, el New York Post y Newsday.

Spitzer se presentó el lunes por la tarde junto a su esposa Silda, que parecía anonadada, y se disculpó ante su familia y el público, pero sin admitir directamente ninguna vinculación con la prostituta.

''He actuado de una manera que viola mis obligaciones a mi familia y mi sentido de distinción entre lo correcto y lo incorrecto'', dijo. ''Me disculpo ante el público, al que le prometí algo mejor''.

El gobernador supuestamente pagó para que la prostituta viajara en tren de Nueva York a Washington, medida que permitió la injerencia federal porque la mujer traspuso fronteras estatales. Spitzer no ha sido acusado y la fiscalía no formuló comentarios. Un vocero de Spitzer dijo que éste ha contratado una firma de abogados de Manhattan.

El caso comenzó cuando los bancos notaron las frecuentes transferencias de varias cuentas e informaron de actividad sospechosa al Servicio de Rentas Internas, IRS, dijo el funcionario policial. Las cuentas fueron rastreadas a Spitzer, lo que hizo que los investigadores sobre corrupción pública abriesen una investigación

Ahora ve
No te pierdas