85 metros para fugarse de la cárcel

El túnel en una cárcel de Chile tenía ventilación, carros de arrastre y electricidad; la policía encontró el pasaje a la libertad por accidente y evitó una fuga de película.
SANTIAGO (CNN) -

El túnel más largo y sofisticado para la fuga de presos en Chile fue descubierto el miércoles por la policía local, que detuvo al menos a 10 personas y sospecha que detrás de la "obra de ingeniería" hay dinero del narcotráfico.

El túnel, que comenzaba en una casa cercana a una cárcel en el norte de Santiago, poseía una extensión de 85 metros de largo, un moderno sistema de ventilación y aislación acústica, carros de arrastre para escombros, electricidad, brújulas y descansaba en sólidos pilares de cemento y madera.

El hallazgo del túnel, muy parecido al de una mina subterránea, se produjo por casualidad, ya que una intervención telefónica de la policía al interior de la cárcel Colina II, por una operación de narcotráfico, permitió desbaratar lo que podría haber concluido en un escape de película.

"Por el marco de una investigación de delito de narcotráfico, la policía de investigaciones en conjunto con Gendarmería (policía carcelaria) han logrado descubrir el túnel más elaborado y más grande que hayamos descubierto", dijo a periodistas Felipe Harboe, subsecretario del Ministerio del Interior.

Según la policía, a la excavación sólo le faltaban 30 metros para llegar a uno de los patios de la cárcel y tenía como objetivo permitir el escape, en principio, de cuatro internos, procesados por delitos de robos y asesinatos.

"De haber llegado a destino el túnel que estaba en construcción podría haber incorporado, incluso, la fuga de cerca de 200 personas", dijo Harboe.

En algunos tramos del túnel se podía transitar casi de pie y desplazarse en carros de arrastre o comunicarse vía radiotransmisores.

"La verdad, la distancia, el diámetro, es lo más grande que se ha encontrado", dijo a periodistas el director de Gendarmería, Alejandro Jiménez.

"Tenía un sistema de ventilación y cambio de aire espectacular, con recolección de tierras a través de carros. Esto habría permitido que la fuga se hiciera en un tiempo récord", agregó el funcionario.

Para la construcción de la obra de ingeniería, como fue calificada por la policía, las esposas de dos de los reos -que planeaban fugarse- contrataron a cuatro mineros informales del sur de Chile, de una zona cercana a yacimientos carboníferos.

"Este es un túnel impresionante, no conozco en la historia policial una cosa parecida. Se ve que hay un trabajo elaborado, técnicas específicas. Si se hubiera producido esta evasión habría sido un asunto de alarma pública", dijo a periodistas René Castellón, subdirector operativo de la policía de investigaciones.

Los escombros del túnel eran albergados en uno de los patios de la casa y una vez a la semana, durante dos meses, un camión venía a retirar el material en sacos.

Ahora ve
No te pierdas