Mujeres que fuman dañan a nonatos

Los fetos pueden presentar problemas en el aparato respiratorio, bajo peso y neumonía; la nicotina es tan adictiva como la cocaína, la heroína y el alcohol.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El feto de una embarazada que fuma puede presentar problemas como sistema inmunológico debilitado, desarrollo deficiente del aparato respiratorio, bajo peso al nacer, muerte súbita, neumonía, bronquitis, otitis media y asma, alertó la especialista Nazira Calleja Bello.

Según un comunicado la catedrática de la Facultad de Psicología de la UNAM señaló que las mujeres en esa condición tienen altas posibilidades de tener un embarazo ectópico, aborto, muerte fetal y neonatal, placenta previa, ruptura anticipada de membranas y parto prematuro.

Además, resaltó, en las lactantes se puede manifestar reducción del aporte y en la calidad de la leche.

Al dictar la conferencia "Bebés fumadores", en el Palacio de Minería expuso que para los infantes existe peligro de retraso en el crecimiento y el aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, cólicos, déficit de atención e hiperactividad.

Se ha observado, dijo, que en la mujer el consumo de cigarros igual que en los varones produce efectos agravados, pues hay más adicción a dosis más bajas, por tanto se les dificulta más dejar este vicio.

A ellas, indicó, el cigarro puede provocar alteraciones estrogénicas y ováricas: menstruación dolorosa, fertilidad reducida, menopausia prematura, cáncer cérvico-uterino y de mama, así como osteoporosis, depresión y ansiedad, trastornos alimentarios y riesgo de suicidio.

De hecho, puntualizó, fumar es la principal causa de muerte evitable; sin embargo, en el mundo mueren cinco millones de personas cada año por enfermedades atribuibles al tabaco; en México, fallecen 150 individuos todos los días por esa misma razón.

Entre las cuatro mil sustancias químicas que lo componen la más importante es la nicotina, que se ha comprobado es la droga más adictiva que existe, incluso comparada con la heroína, la cocaína y el alcohol.

Ahora ve
No te pierdas