El Tíbet vive un caos por protestas

Monjes budistas y residentes quemaron autos y locales en reclamo por la independencia de la reg las protestas ponen a prueba la seguridad de China ante la celebración de los Juegos Olímpicos.
Monjes budistas reclaman la independencia del Tíbet. (AP)
PEKÍN (CNN) -

Manifestantes en la capital del Tíbet, Lhasa, incendiaron comercios y vehículos y clamaron por la independencia del territorio, afectado por las mayores protestas en cerca de dos décadas que han puesto a prueba el control de China a meses de los Juegos Olímpicos. (Revisa las fotos)

Las marchas callejeras pacíficas por parte de monjes budistas tibetanos durante los días previos dieron paso a mayores escenas de violencia y resentimiento en la remota región montañosa.

"Ahora está muy caótico fuera", dijo por teléfono un residente tibetano. "La gente ha estado quemando autos y motocicletas y autobúses. Hay humo por todas partes y están arrojando piedras o rompiendo ventanas. Estamos asustados".

Otro residente tibetano contó que había "protestas en todas partes. Ahora también protestan los residentes".

La molestia ha irrumpido a pesar de las repetidas afirmaciones de China acerca de que el pueblo tibetano está agradecido por las mejorías en sus vidas, y amenaza con manchar los preparativos para los Juegos Olímpicos de Pekín.

El dominio chino en el remoto Tíbet budista se ha vuelto el foco para los críticos con vistas a los juegos de agosto, con marchas globales esta semana para conmemorar el 49 aniversario de un fallido levantamiento contra el poder comunista.

Dichas marchas aparentemente dieron valor a los monjes budistas para manifestarse por las calles de Lhasa, desafiando la intensa presencia policial e informaciones de clausuras a varios monasterios, dijeron fuentes con conocimiento de la región.

El viernes, entre 300 y 400 residente y monjes protestaron en Lhasa, manifestó una fuente, citando a un testigo, rematando una semana de marchas diarias lideradas por el clero budista, que tiene ecos de las protestas anti-Gobierno que el año pasado sacudieron al vecino Myanmar.

"Algunos están enojados y algunos están asustados. Las fuerzas de seguridad están controlando las casas para ver si algún monje se está escondiendo", dijo la fuente, que está en contacto con residentes tibetanos.

Más de 10 monjes fueron arrestados y tanques patrullaban la plaza cerca del Palacio Potala, agregó la fuente, refiriéndose a una de las maravillas arquitectónicas del mundo, alguna vez la residencia de invierno del líder espiritual del Tíbet, el Dalai Lama.

El Dalai Lama pidió el viernes a los dirigentes de China detener el uso de la "fuerza bruta" en contra de los manifestantes tibetanos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esas protestas son una manifestación del profundo resentimiento de la gente tibetana con el Gobierno actual", dijo en un comunicado.

"Por eso pido a la dirigencia china que pare el uso de la fuerza y dirija el resentimiento largamente candente de la gente tibetana a través del diálogo con la población tibetana", agregó.

Ahora ve
Desde 1950, el mundo ha producido 9,000 millones de toneladas de plástico
No te pierdas
×