Actuamos con moderación en Tíbet: China

El país dijo mostrar calma frente a protestas por parte de tibetanos ‘conjuradas por el Dalai L estas manifestaciones amenazan con boicotear los Juegos Olímpicos, dijeron autoridades.
PEKÍN (CNN) -

China dijo el lunes que había mostrado gran moderación frente a las violentas protestas por parte de los tibetanos, que expresó estuvieron orquestadas por seguidores del Dalai Lama que están buscando estropear los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto.

Pero incluso a pesar de que el gobernador del Tíbet dijo que no se utilizaron armas de fuego contra los manifestantes en la capital regional, Lhasa, las tropas se volcaron a áreas vecinas para mantener el control luego de las protestas violentas de minorías tibetanas.

En Lhasa, en tanto, se acercaba el plazo de medianoche para que los manifestantes se entreguen o enfrenten un castigo más severo.

Los acontecimientos subrayan cómo, incluso aunque China impone un control de hierro en la remota región, la violencia ha irrumpido y motivado pedidos de las potencias extranjeras a Pekín para que mesure su actuar en la crisis.

Los incidentes amenazan con empañar la preparación de China para los Juegos Olímpicos que se realizan este año en Pekín.

El gobernador del Tíbet, Qiangba Puncog, indicó que las protestas fueron iniciadas por seguidores del Dalai Lama sólo para ese fin.

"Esta vez un pequeño puñado de separatistas y elementos fuera de la ley se involucraron en actos extremos con el objetivo de generar aún más publicidad para estropear la estabilidad durante este período crucial de los Juegos Olímpicos, luego de 18 años de estabilidad ganada con esfuerzo", dijo.

Un tibetano en la prefectura Aba de Sichuan señaló que nuevas protestas estallaron el lunes cerca de dos escuelas tibetanas, con cientos de estudiantes enfrentando a la policía y las tropas.

El residente, que pidió no ser identificado, agregó que 18 personas, incluyendo monjes budistas y estudiantes, murieron el domingo cuando las tropas abrieron fuego con armas. Más temprano un policía murió calcinado, dijo. En lo inmediato no pudo verificarse su relato.

Representantes del Tíbet exiliados en Dharamsala, India, calcularon el domingo una cifra de 80 muertos por la protesta.

Pero Qiangba Puncog apuntó que sólo 13 "civiles inocentes" murieron y docenas de efectivos de seguridad resultaron heridos en Lhasa, cuando varios días de protestas lideradas por los monjes se ampliaron para convertirse en motines en los que el viernes se quemaron y saquearon viviendas y comercios.

"Puedo decir con toda responsabilidad que no empleamos armas letales, ni abrimos fuego", dijo en Pekín, y añadió que se habían utilizado solamente gas lacrimógeno y cañones de agua para sofocar las peores protestas de la región en cerca de dos décadas.

Ahora ve
No te pierdas