Jóvenes padecen enfermedades de ancianos

Empezar a fumar entre los 10 y 15 años puede desencadenar la enfermedad pulmonar obstructiva; este mal generalmente será la tercera causa de muerte en 12 años.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Debido a que el hábito de fumar inicia a edades cada vez más tempranas, entre los 10 y 15 años, jóvenes menores de 30 años padecen ya la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), considerada un mal de la tercera edad.

El neumólogo Otto Bauerle Vargas estimó que ante dicho panorama ese problema de salud pública, que cobra la vida de tres millones de personas en el mundo por año, pasará de ser la cuarta causa de muerte a la tercera en aproximadamente 12 años.

En México, precisó, la prevalencia de la EPOC es de 8% de la población de 40 años o más, la cual se estima en 11.3 millones de personas, lo que significa que 900 mil hombres y mujeres ya sufren esa afección pulmonar.

Sin el tratamiento debido, la EPOC limita la capacidad pulmonar hasta provocar asfixia; sin embargo, el problema radica en que 75% de los enfermos desconocen que la padecen, subrayó.

En entrevista, precisó que 90% de los casos de dicho trastorno pulmonar se deben al tabaquismo y sólo 10% a la inhalación de humo de leña.

En el caso de México, hay 19 millones de personas que viven en pobreza extrema y cocinan con leña dentro de sus casas, lo que se significa que están en riesgo de padecer la EPOC sin necesidad de que sean fumadores.

En tanto, el experto del departamento de Inhaloterapia del Centro Médico de las Américas en Mérida, Yucatán, destacó que quienes empiezan a fumar desde los 10 años padecerían la EPOC entre los 25 y 30 años, porque la enfermedad se manifestaría tras exponerse al humo del tabaco al menos durante 10 años.

Sin embargo, señaló que más de 25% de quienes sufren EPOC no deja de fumar, y sólo 11% llega a pedir ayuda médica al sentir que no puede respirar y que se cansa con el menor esfuerzo físico que realice.

"Estamos viendo pacientes con EPOC de 28 y 30 años de edad, esa gente va a estar muy limitada cuando llegue a los 50 y va a morir anticipadamente", alertó el neumólogo.

El riesgo de desarrollar el padecimiento pulmonar se incrementa al tiempo que no se deja el hábito de fumar, incluso entre quienes no son fumadores, por lo que recomendó practicarse exámenes médicos de manera periódica o responder cuatro preguntas para detectar síntomas.

El especialista advirtió que si se responde que sí a más de una de las preguntas: ¨¿Toso más de lo habitual?, ¨¿Me falta el aire para hacer actividades comunes?, ¨¿Produzco una cantidad de flema mayor de lo normal?, ¨¿Fumo o he sido fumador activo? se debe acudir al médico.

Comentó que se estima que hay 13 millones de fumadores activos en México, de los cuales más de 50% podrían desarrollar EPOC, puesto que también existe la posibilidad de que algunos tengan una excelente capacidad pulmonar o resistencia al humo del tabaco.

A los 25 años hombres y mujeres están al ciento por ciento de su capacidad pulmonar, pero de esa edad en adelante se va cuesta abajo, lo que se agudiza cuando se fuma y no se hace ejercicio, sobre todo en personas cuyos pulmones son más sensibles al humo del tabaco, estableció.

De esta manera, al ser la EPOC un mal silencioso, hasta cierto punto de vista, sólo 11% de los afectados recurre al médico, y se da un diagnóstico tardío, porque aunque muchos de ellos generalmente tosen por las mañanas consideran que es normal.

Además, si siente falta de aire lo achaca a la condición física y en el momento de pedir ayuda médica el paciente ya perdió más de 50% de su capacidad pulmonar, que en ocasiones no le permite peinarse o bañarse debido a la fatiga causada por la falta de aire.

"El tabaco es un factor de riesgo tanto si se consume de manera activa como los que se exponen de manera pasiva, no es en la misma proporción, el fumador activo tiene más probabilidades de padecer EPOC. La ley antitabaco es una excelente medida para tratar de prevenir nuevos casos de EPOC", aseveró el médico.

Respecto al tratamiento, el experto comentó que se han desarrollado terapias combinadas con broncodilatadores y esteroides inhalados, que evitan que el enfermo muera durante una crisis, elevan su calidad de vida y ahorran gastos en hospitalizaciones por emergencias.

Una crisis de EPOC se traduce en mayores gastos y menor productividad, pues el paciente pierde en promedio de cinco a siete días de trabajo, incluso quienes no son hospitalizados, "aumenta la tos, la producción de flema, la falta de aire, necesita ayuda para actividades muy simples como peinarse".

Ahora ve
No te pierdas