Bush lamenta caída de soldados en Irak

La Casa Blanca dijo que el presidente está ‘triste’ por la pérdida de 4,000 vidas de militares; Estados Unidos aún no decide si reduce el número de efectivos luego del incremento del año pasa
"... sus sacrificios no serán en vano", dijo George W. Bush.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente George W. Bush está entristecido por la pérdida de 4,000 soldados estadounidenses en Irak y se enfocará en asegurar que Estados Unidos tenga éxito en el conflicto que ya lleva cinco años, dijo el lunes la Casa Blanca.

"Es un momento solemne, y en el que todos nosotros podemos enfocarnos en la cifra de 4,000", detalló la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, luego de que una bomba al costado de un camino en Irak provocó la muerte de cuatro soldados estadounidenses, llevando la cifra de víctimas fatales de Estados Unidos a la nueva marca.

"El presidente siente todas y cada una de las muertes muy intensamente, y se apena por sus familias", agregó Perino. "Obviamente está apenado en este momento, pero lamenta la pérdida de cada vida en particular".

La muerte estadounidense número 4,000 se produjo días después de que Bush conmemoró el quinto aniversario de la guerra y dijo que Estados Unidos estaba camino a la victoria.

El presidente encabezó el lunes una reunión de su Consejo de Seguridad Nacional, e iba a recibir un informe de la guerra por parte de Ryan Crocker, el embajador estadounidense en Bagdad, y el general David Petraeus, máximo oficial militar de Estados Unidos en Irak.

Bush y sus asesores están intentando decidir si continuar reduciendo la cantidad de soldados en Irak luego del incremento del año pasado, al que se adjudica la reducción de la violencia en el país árabe.

Algunos expertos creen que es necesaria una pausa en las reducciones de tropas para evitar perder los logros conseguidos en los últimos meses.

Las muertes que llevaron la cifra de bajas estadounidenses en Irak a 4,000 ocurrieron en medio de nuevos hechos de violencia, incluyendo fuego de mortero sostenido contra la "Zona Verde" de Bagdad, protegida por Estados Unidos.

Perino dijo que Bush se siente responsable por llevar a Estados Unidos a la guerra y también por asegurar que tenga éxito.

"Una de las cosas que escucha de las familias de los caídos es que quieren conduzca al país para completar la misión y está comprometido con hacer eso", precisó Perino. "Quiere que sepan que sus sacrificios no serán en vano".

Ahora ve
No te pierdas