Se complica la relación Colombia-Ecuador

La crisis podría desatarse de nuevo por la muerte de un ecuatoriano en el ataque a las FARC; las autoridades colombianas descartan que el gobierno de Rafael Correa rompa relaciones.
QUITO (AP) -

El ministro de Defensa, Wellington Sandoval afirmó el lunes que la relación con Colombia ''se complica'' por la muerte de un ecuatoriano en un campamento de las FARC en territorio de este país, pero su colega colombiano Juan Manuel Santos descartó un deterioro en los vínculos bilaterales.

Guillermo Aisalia, el padre del ecuatoriano fallecido, aseguró a periodistas en Quito que ''es una mentira'' que su hijo haya sido miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, según lo han señalado autoridades colombianas, que han escrito el apellido como ''Aizalia'', y no ''Aisalia''.

''Todo eso es falso, ya saldrá a la luz (la verdad), estamos insistiendo en que lleguen hasta las últimas consecuencias estas investigaciones'', dijo Aisalia.

''Obviamente el asunto se complica porque es un ecuatoriano que ha sido muerto en un ataque de un país extranjero en suelo ecuatoriano'', afirmó a periodistas el ministro de Defensa ecuatoriano.

El fiscal general subrogante Alfredo Alvear, dijo en rueda de prensa que ''se ha determinado indudablemente que la persona asesinada corresponde a los nombres de Aisalia Molina, Franklin Guillermo''.

Explicó que tiene en su poder ''un informe pericial dactilóscopico'' que determina su identidad y mostró documentos en los que se exhibía la similitud de huellas dactilares.

A su vez, el comandante general de la policía, Bolívar Cisneros señaló a periodistas que ''tenemos que determinar qué hacía ahí (en el campamento, el ecuatoriano) y esa es la investigación que estamos trabajando''. No mencionó posibles conjeturas.

El cadáver de Aisalia fue llevado a Bogotá el 1 de marzo tras el ataque colombiano a un campamento de las FARC instalado en territorio ecuatoriano, a unos dos kilómetros de la frontera. El cuerpo fue retirado del bombardeado campamento junto al del Raúl Reyes, uno de los siete directivos del grupo rebelde.

En Bogotá, en una entrevista con la cadena radial Caracol, el ministro de Defensa colombiano dijo que ''cualquier persona que esté en un campamento de terroristas, toma un riesgo muy, muy alto porque es un objetivo militar legítimo. Yo no entendería que Ecuador pusiera problemas por este hecho''.

''Yo esperaría que no, que no se enrarecieran (las relaciones bilaterales), se aclare el asunto y seguimos adelante cooperando en la lucha contra el terrorismo, que es lo más le conviene a las dos naciones'', dijo.

Luego del ataque al campamento, el 1 de marzo, el cadáver de Reyes y del otro hombre fue trasladado por la tropa colombiana a Bogotá, certificándose la identidad del jefe rebelde, pero no la del segundo sujeto, inicialmente considerado como otro alto jefe de las FARC.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró el sábado que su gobierno emprenderá una nueva ''lucha diplomática'' contra Colombia en caso de confirmarse que ese muerto era ecuatoriano.

Santos dijo el domingo que una coordinación con autoridades ecuatorianas, dio como resultado la captura en enero del 2004 en Quito, de un alto miembro de las guerrillas, se identificó a un sujeto de nombre Franklin Ponelia Molina, que ayudaba a miembros de ese grupo rebelde en territorio ecuatoriano.

''Comparadas las fotografías y los registros fílmicos donde aparece el sujeto Franklin Ponelia Molina, alias 'Lucho' con las del cadáver reclamado como Franklin Guillermo Aizalia Molina, se ha podido establecer que posiblemente se trata de la misma persona'', dijo el ministerio en la nota divulgada en Internet.

''Yo no entendería porqué Ecuador reaccionaría de esa forma negativa si se comprueba que era este señor (ecuatoriano) porque es que este señor tiene vínculos con las FARC, alias Lucho, desde hace mucho tiempo. No entendería uno que un país como Ecuador pusiera problemas porque se dio de baja a una persona que tenía vínculos con las FARC'', dijo Santos a la radioemisora.

''¿Qué hace cualquier persona en un campamento de terroristas?, Además, en este caso, todo parece indicar que tenía (ropa de) camuflado, tenía por lo menos los pantalones, eran de camuflado, eso habla por sí solo'', dijo Santos refiriéndose a parte de la vestimenta que supuestamente llevaba el hombre y que sería del uniforme que usan los rebeldes.

En el operativo contra Reyes murieron al menos 24 personas, entre ellas cuatro mexicanos, cuyos parientes aseguran que eran estudiantes y estaban desarrollando un trabajo de investigación universitario.

Ahora ve
No te pierdas