Voto EU: ¿qué harán los perdedores?

De perder la presidencia, Hillary, Obama y Mc Cain tendrían que buscar alternativas de empleo; Al Gore, el candidato perdedor de las pasadas elecciones, ganó un premio Nobel de la Paz.
Dos de ellos tendrán que buscar otra actividad luego de las

Una podría acabar como la primera mujer en liderar el Senado de Estados Unidos. El otro es relativamente joven y podría presentarse nuevamente para la presidencia. El tercero podría simplemente retomar su rol en el Congreso y retirarse en dos años.

Estas están entre las opciones que esperan a los perdedores en la carrera para la Casa Blanca, que tiene tres participantes.

John McCain, que ha cerrado la nominación presidencial republicana, se enfrentará en noviembre a Hillary Clinton, de 60 años, o a Barack Obama, de 46, ambos senadores encerrados en una batalla por la nominación demócrata.

McCain, que en agosto cumplirá 72 años, sería el primer presidente estadounidense que a esa edad empieza un primer mandato. Clinton sería la primera mujer presidente y Obama sería el primer presidente negro y uno de los más jóvenes.

"Los tres enfrentan situaciones muy diferentes, pero en cada caso tienen que mostrar cierta elegancia si pierden, o estarán en problemas", dijo James Thurber, del Center for Congressional and Presidential Studies de la American University.

La primera prueba será cuán rápido puedan hacer a un lado la decepción de no llegar a la Casa Blanca. No es fácil.

"¿Quién dice que aún debo dejarlo ir?", dijo el senador John Kerry, de Massachusetts, el nominado presidencial demócrata del 2004 que perdió las anteriores elecciones, con una sonrisa y encogiéndose de hombros.

"Es difícil. Pero hay que seguir. Ser senador es un gran trabajo. Se puede hacer mucho bien", agregó Kerry.

Durante los primeros años luego de su derrota del 2004, Kerry mantuvo un perfil relativamente bajo. Apareció mucho más durante el último año, criticando el manejo de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo.

La elección de este año será la primera en la que dos actuales senadores estadounidenses se enfrentarán en la elección presidencial general. El último senador en funciones en ganar la Casa Blanca fue John F. Kennedy, en 1960.

Premio Nobel para el perdedor

Al Gore, ex senador convertido en vicepresidente, pasó de una dolorosa derrota ante George W. Bush en la carrera a la Casa Blanca del 2000 a ganar el año pasado una parte del Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos como ciudadano privado para combatir el calentamiento global.

George McGovern, otro ex nominado republicano, recuerda el silencio luego de que el presidente Richard Nixon lo derrotó abrumadoramente en 1972.

"De repente, está tranquilo y uno se siente un poco solo. Todo el mundo desaparece. Los grupos de periodistas se marchan. El Servicio Secreto dice adiós. Uno ya no está más en la primera plana del periódico todos los días", dijo McGovern, de 85 años.

En una entrevista telefónica desde su casa en Mitchell, Dakota del Sur, McGovern dijo que luego de un período de reajuste decidió permanecer en el Senado y ganó la reelección en 1974.

"Estoy contento de haberme quedado", afirmó McGovern, citando importantes leyes que ayudó a elaborar para combatir el hambre y ayudar a niños, mujeres y familias necesitadas. "Me dio gran satisfacción", agregó.

¿Qué consejo le daría McGovern a quienes pierdan este año la carrera hacia la Casa Blanca?

"Ser agradecido con lo que conseguiste", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas