Argentina teme desabasto por huelga

El paro realizado por productores amenaza con el desabasto de alimentos en varios estados del p los campesinos protestan por el aumento en los impuestos al sector.
BUENOS AIRES (CNN) -

La huelga agraria en Argentina, que mantiene decenas de carreteras bloqueadas y amenaza con desabastecer de alimentos al país, inició el jueves su decimoquinto día con choques entre productores y camioneros, mientras el gobierno prepara un acto de apoyo a sus políticas.

El campo se mantiene en pie de guerra desde hace 15 días por un alza en el impuesto a las exportaciones de granos que fue interpretado como un nuevo manotazo del Gobierno central al interior, pero la presidenta Cristina Fernández no da marcha atrás porque asegura que el agro sigue siendo muy rentable.

En Córdoba, la mayor provincia productora de soja de Argentina -el mayor exportador mundial de derivados de la oleaginosa- los camioneros que estaban varados por la protesta perdieron su paciencia y se lanzaron contra los productores.

Algunos de ellos bajaron de sus vehículos y comenzaron a destrozar sillas, casillas y otros elementos, al tiempo que dieron vuelta a una camioneta y denunciaban que había hierros en las carreteras para arruinar sus neumáticos.

El conflicto ya provocó que sea difícil conseguir carne y lácteos en muchos supermercados de Buenos Aires, mientras que la decisión de Fernández, de no dialogar con el sector, disparó violentas protestas en la ciudad entre personas a favor del campo y manifestantes pro Gobierno.

El miércoles por la noche el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli -reconocido por tener buen diálogo con muchos sectores- aparecía como un posible mediador entre el agro y el gobierno nacional.

Pero el jueves esa versión fue desmentida por el gobierno, lo que deja al conflicto en el mismo punto en que comenzó dos semanas atrás.

Mientras los ministros de Fernández siguen asegurando que no habrá negociaciones hasta que no vuelva la "cordura" y se levante la huelga, sectores aliados al Gobierno y el ex presidente Kirchner organizan un acto para la tarde del jueves para mostrar su poderío.

En ese acto la única oradora será la presidenta, quien arrasó en las elecciones del 2007 apoyada en sectores de menores recursos, especialmente del cordón urbano que rodea Buenos Aires.

"Néstor Kirchner hará hoy un acto con los barones del conurbano (suburbios). Ellos son los únicos que lo pueden acompañar; los intendentes del interior están más cerca de la protesta que del poder", escribió el columnista político Joaquín Morales Solá en el diario La Nación.

Ahora ve
No te pierdas