Hillary pelea entre fortaleza y ternura

La precandidata demócrata se enfrenta al dilema de si debe mostrar a una mujer fuerte o emocion Clinton ha hecho referencias a su vida personal para dar una sensación de proximidad a los vota
Hillary está apostando por acercar a los votantes a su vida
WINSTON-SALEM, EU (CNN) -

¿Ser fuerte o dejar aflorar ciertas emociones? ¿Atenerse a la política o compartir la vida privada?

La precandidata demócrata Hillary Clinton enfrenta este dilema en su intento por convertirse en la primera presidente de Estados Unidos: cómo parecer humana, sin lucir débil.

Clinton, una senadora por Nueva York que ha luchado para superar la percepción pública de que es distante, salpicó sus discursos de esta semana con referencias a su infancia y vida personal, en un esfuerzo doble por darle substancia a sus objetivos políticos y al mismo tiempo abrir una ventana a su vida personal.

Los analistas dicen que las mujeres que se presentan para el cargo enfrentan un desafío que sus pares hombres no tienen: caminar por la línea entre exhibir fortaleza y mostrar sus sentimientos.

La ex primera dama prefiere en gran medida la fortaleza, enfatizando en su campaña por la nominación para las elecciones presidenciales de noviembre su experiencia y preparación para desempeñarse como comandante en jefe.

Aun así, un inusual momento con los ojos humedecidos antes de la contienda por la nominación en New Hampshire le permitió volcar el resultado a su favor, entregándole una victoria muy necesaria sobre su rival Barack Obama y revigorizando su candidatura tras una derrota en la primera votación en Iowa, que algunos predijeron sería fatal para sus aspiraciones.

Desde entonces, la parte más suave de Clinton ha emergido con menos frecuencia en la oscilante batalla contra el senador Obama, que busca convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Clinton se vio forzada a retractarse de su afirmación de haber estado bajo fuego de francotiradores durante un viaje a Bosnia en 1996, luego de que un video contradijo su versión.

"Cometí un error. Eso sucede. Eso demuestra que soy humana, lo cual, saben, para algunas personas es una revelación", dijo el martes a periodistas.

¿Es una revelación? Quizás no. Pero incluso sus seguidores dicen que les gustaría ver asomar más a menudo el lado humano de la candidata.

"Luce distante (...) del público", dijo Stacey Barron-Salvio, de 39 años, en Greensburg, Pensilvania.

"Nunca la escuché realmente hablar mucho sobre sus historias personales. Creo que si mostrara algo de esos aspectos, incluso aunque haya algunos errores, la haría lucir más humana y atractiva a más personas", agregó.

Ahora ve
No te pierdas