FARC da cuenta de mexicanos muertos

La guerrilla colombiana aseguró que los estudiantes se encontraban de visita en el campamento; el bombardeo donde murió el jefe Raúl Reyes, frustró el canje de rehenes, aseguraron los rebeld
Los familiares de los universitarios mexicanos exigen al gob
BOGOTÁ (Notimex) -

Los jóvenes universitarios mexicanos que murieron en Ecuador durante el ataque colombiano al campamento donde se encontraba el jefe guerrillero Raúl Reyes, estaban de visita en el lugar, dijeron este lunes las FARC.

Iván Márquez, jefe rebelde e integrante del secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguró que Reyes murió junto a "sus guerrilleros y unos estudiantes mexicanos de visita en el lugar".

Márquez hizo un análisis del ataque al campamento de la guerrilla más antigua por parte del Ejército de Colombia, el pasado 1 de marzo, que estaba ubicado a 1,800 metros de la frontera dentro de territorio ecuatoriano.

El jefe guerrillero publicó su análisis en la página de la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), en donde regularmente salen los comunicados del grupo guerrillero.

En el bombardeo murieron Reyes y otras 25 personas, entre quienes figuran cuatro estudiantes mexicanos que, según versiones de sus familiares, llegaron al campamento en el marco de una investigación académica.

La mexicana Lucía Morett Álvarez fue la única sobreviviente del ataque y se encuentra en un hospital de Ecuador donde pronto será dada de alta.

Márquez también sostuvo que la muerte de Reyes frustró un encuentro con una delegación de Francia para abordar el tema de la liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, en cautiverio desde febrero de 2002.

Recordó que el jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, dijo cuando supo del bombardeo: "mataron a Raúl e hirieron gravemente el canje de prisioneros y la paz".

Las FARC piden el canje de los 40 rehenes en su poder, entre quienes figuran soldados, policías, políticos y tres agentes estadounidenses, por unos 500 guerrilleros en prisión.

El jefe insurgente aseveró que "a las 00:25 de ese primero de marzo un misil impacta con estruendo el corazón del campamento dormido. No se escucharon aviones ni helicópteros".

"El misil había sido disparado por los gringos (Estados Unidos) desde la base aérea de Tres Esquinas, en el Caquetá. De sur a norte entraron las tropas terrestres que fueron avistadas en el área desde el 26 de febrero", apuntó Márquez.

Ahora ve
No te pierdas