Miguel Cavallo arriba a Buenos Aires

El ex miltar argentino enfrentará juicios por crímenes de lesa humanidad entre los años 1976 y Cavallo utilizaba los sobrenombres de Sérpico y Marcelo, fue detenido en agosto de 2000 en Méxi
BUENOS AIRES (Notimex) -

El ex oficial argentino Ricardo Miguel Cavallo llegó este lunes a la ciudad de Buenos Aires, extraditado desde España, para enfrentar un juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).

Cavallo, quien fue detenido en México el 24 agosto de 2000, y bajó del vuelo 041 de Air Europa, una línea de bajo costo, custodiado por dos elementos de la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol).

El ex marino tuvo que esperar a que el resto de los pasajeros desalojaran el avión para pisar de nuevo su tierra natal, en una mañana que estuvo marcada por una pertinaz lluvia que azotó la capital argentina.

Cavallo descendió del avión esposado y con chaleco antibalas, una medida de prevención rutinaria, ya que las víctimas de la dictadura nunca intentaron hacer justicia por mano propia.

Las organizaciones de familiares y de ex detenidos jamás pidieron venganza, sino justicia para condenar a quienes secuestraron, torturaron y desaparecieron a unos 30 mil argentinos en una de las épocas más oscuras de la historia de este país.

Además, las organizaciones ya habían advertido que no realizarían protestas contra el represor, ya que su lucha se centrará en agilizar el juicio en su contra para que sea condenado lo más pronto posible.

Después de que se le hizo una revisión médica, Cavallo fue trasladado con una fuerte custodia de la Policía Federal del Aeropuerto Internacional de Ezeiza a los tribunales de Comodoro Py, ubicados en pleno centro de Buenos Aires.

Ahí, será indagado por el juez Sergio Torres, quien está a cargo de la llamada "megacausa ESMA" que investiga los crímenes cometidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, que fue el mayor centro clandestino de detención.

Cavallo operó en la ESMA como parte del temible grupo de tareas GT/3.3.2 y dirigió la sección bautizada como "la pecera", en donde los presos políticos debían falsificar documentos para los represores.

El ex marino, que utilizaba los sobrenombres de "Sérpico" y "Marcelo", fue detenido en agosto de 2000 en México luego de que el periódico Reforma reveló su pasado como torturador.

Por pedido del juez español Baltasar Garzón, Cavallo fue extraditado a España, en donde se pidió una pena en su contra de 17,010 años de prisión por 227 desapariciones, 110 secuestros y 16 robo de bebés nacidos en cautiverio y 21 torturas.

Hace dos semanas, y mediante autorización de México, que fue el país de detención, la justicia española confirmó que aceptaba el pedido de extradición hacia Argentina para que Cavallo sea procesado por los crímenes que cometió aquí.

El problema es que después de haber estado preso durante casi ocho años, la investigación en su contra comenzará desde cero en Argentina, lo que retrasará cualquier condena.

Torres lo investigará, en principio, sólo por el delito de apoderamiento (es decir, robo) de los bienes de las personas a las que desapareció o torturó.

Para acusar a Cavallo por los delitos más graves de lesa humanidad, que son secuestro, tortura, desaparición y asesinato, Torres aguardará que la sentencia de justicia española confirme el sobreseimiento del caso en su jurisdicción.

 

Ahora ve
No te pierdas