Primer día sin humo de tabaco en el DF

Desde este jueves los habitantes fumadores de la Ciudad de México acataron la nueva ley local; las personas que no cumplan la norma serán multadas hasta con 3,000 pesos.
Algunas personas creen que la medida no ayudará a que las pe  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Entre resignados y algo molestos, los fumadores de la populosa y contaminada Ciudad de México se enfrentaron el jueves al primer día de vigencia de una ley que por primera vez prohíbe fumar en lugares públicos cerrados.

Ahora, el tradicional tequila con sal y limón ya no podrá ser acompañado con un cigarrillo y los viciosos deberán salir a fumar afuera de cantinas y restaurantes.

"Por ahora estoy bien, pero seguro de noche con los tragos y demás se me va a antojar tremendamente", dijo preocupado Rodrigo Núñez, un funcionario del Gobierno de 26 años, mientras jugaba billar a la hora de la comida en el coqueto barrio Condesa.

El jueves entró en vigor una ley aprobada en noviembre por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal que prohíbe fumar en toda la capital en lugares públicos cerrados, lo que incluye no sólo restaurantes sino también transporte público, elevadores, escaleras interiores, hoteles y centros educativos.

Cuando sea promulgada por el Gobierno comenzará a regir otra ley, pero federal, que fue aprobada en febrero por el Congreso bicameral y dará a los dueños de bares y restaurantes la posibilidad de aislar un lugar para los fumadores.

"A mí me parece mal. Esto no va a hacer que la gente deje de fumar y hay otras prioridades si de salud se trata", dijo Laura Tenorio cuando se aprestaba a pagar la cuenta en un restaurante capitalino que desde días atrás prohibió fumar para "acostumbrar a la gente", según dijo un mesero.

La onda antitabaco

Muchos restaurantes y cantinas de la ciudad habían colocado grandes letreros con el ícono y la leyenda de "No fumar" y algunos explicaban que se trataba de una nueva ley vigente a partir del jueves.

"La gente joven se lo ha tomado con calma porque se dan cuenta de que son medidas de avanzada, que ya rigen en otras ciudades. La gente mayor está más molesta", dijo José Manuel Ogando, propietario de la cantina Xel-Ha.

Ogando dijo que esperaba una baja en las ventas en los primeros meses.

Con estas leyes, México sigue el paso de países como Irlanda, Inglaterra, Escocia, España, Alemania, Argentina, Cuba y Uruguay que, -en algunos casos en parte del país- han restringido la posibilidad de fumar en espacios públicos.

La nueva norma para la Ciudad de México, denominada Ley de protección a la salud de los no fumadores en el Distrito Federal, incluye sanciones de entre 500 a 3000 pesos para quienes no acaten la prohibición o arrestos de hasta 36 horas, pero esta multa se multiplica para los dueños de bares y restaurantes y titulares de permisos de transporte público.

El secretario de Salud de la ciudad, Manuel Mondragón, dijo que la prohibición irá acompañada por programas para asistir a quienes deseen dejar el vicio y que espera que la prohibición disminuya el consumo en un país donde la mitad de los adultos son fumadores o ex fumadores.

Promoverán amparos contra ley antitabaco

Los fumadores inconformes tendrán un aliado del lado de quienes no soportan el humo de un cigarrillo: un diputado que incluso los asesorará para promover amparos contra la aplicación de la norma.

El diputado local Jorge Carlos Díaz Cuervo, del Partido Socialdemócrata, encabezó el jueves la instalación de una mesa para recibir las firmas de quienes deseen interponer amparos, sean particulares o representantes de establecimientos mercantiles como restaurantes y bares.

En unas cuantas horas se acercaron 150 personas, quienes a partir de la próxima semana podrán acudir con un abogado del partido a interponer el recurso legal con el argumento de que es ''incompatible'' con una ley federal recientemente aprobada por el Congreso, dijo Díaz, quien se identificó como un no fumador.

''A mí en lo personal me molesta mucho estar comiendo y estar oliendo el humo del tabaco; pero entiendo, respeto y reconozco que el consumir tabaco le genera a muchas personas un placer'', comentó.

Sobre la razón que lleva a un no fumador a sumarse a quienes sí lo hacen, Díaz señaló que ''los fumadores tienen derecho a tener sus espacios y ya uno decidirá si acepta convivir con ellos en espacios de fumadores o ellos también decidirán si en alguna ocasión deciden estar en las áreas 100% libres de humo y no fumar''.

Díaz dijo que la norma capitalina es incompatible con la llamada Ley General para el Control del Tabaco, aprobada en febrero por el Congreso y de aplicación federal, la cual establece que en locales públicos cerrados se podrá fumar si hay habilitados espacios aislados físicamente que dispongan de mecanismos para evitar la salida del humo.

Aún falta que la norma federal sea promulgada por el presidente para que entre en vigor.

El diputado consideró que la ley de la ciudad es ''muy intolerante, muy discriminatoria de los fumadores'', por lo que trabaja en una iniciativa de reforma para que se modifique y se adapta a la ley federal.

Francisco González, vocero de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) dijo el jueves que no habían recibido información de que alguno de sus afiliados ya haya tramitado un amparo por su cuenta, lo cual indicaría que muchos aceptaron con ''resignación'' la entrada en vigor.

La Canirac, que agrupa a 35,000 establecimientos, ha dicho que la ley antitabaco provocará una baja en la clientela.

Ahora ve
No te pierdas