Apoyos en EU dividen al Congreso

Los legisladores no logran ponerse de acuerdo en las medidas de ayuda para sortear la crisis; el Senado debe adoptar una ley de estímulos fiscales para las empresas a más tardar este miérco
WASHINGTON (CNN) -

Las propuestas consideradas en las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos para enfrentar la crisis inmobiliaria mediante una política tributaria mostraron grandes diferencias en los esfuerzos por impulsar una serie de estrategias legislativas que alivien la crisis.

El Senado debía adoptar este martes o el miércoles una ley que ofreciera deducciones fiscales a las empresas, incluyendo a constructores de casas, así como una ayuda tributaria para los propietarios afectados por la caída de los precios de sus viviendas y la posible pérdida de sus hogares.

En tanto, los legisladores tributarios demócratas de la Cámara de Representantes preparaban su propia legislación inmobiliaria enfocada en los impuestos, la cual excluía las deducciones fiscales corporativas.

"Debemos dar alivio a los compradores y familias, no sólo a los bancos y constructores. La ley de la Cámara de Representantes dará prioridad a las familias", dijo el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, el demócrata Charles Rangel.

Al mismo tiempo, las principales comisiones de la Cámara de Representantes y del Senado planeaban realizar audiencias esta semana sobre la legislación que expandiría el papel de la Administración Federal de Vivienda (FHA por su sigla en inglés) para lidiar con los problemas.

La Comisión presidida por Rangel tendrá una audiencia el miércoles sobre la propuesta demócrata de una ley de 11,000 millones de dólares en deducciones fiscales.

La legislación otorgaría a quienes hayan comprado vivienda por primera vez un crédito tributario de hasta 7,500 dólares que deberá ser devuelto al Gobierno en un plazo de quince años.

Además, se haría una nueva deducción impositiva de 350 dólares individualmente y de 700 dólares a las parejas sobre los impuestos a la propiedad.

El proyecto de la Cámara de Representantes autorizaría un incremento a 10,000 millones de dólares en ingresos por bonos exentos de impuestos para otorgar préstamos a compradores de casas y financiar la construcción de viviendas de bajos ingresos por renta.

A diferencia del proyecto del Senado que se estima costaría cerca de 20,000 millones de dólares, la ley de la Cámara de Representantes incluye maneras para pagar por las medidas propuestas.

Ahora ve
No te pierdas