Petróleo será palanca de prosperidad

El presidente Calderón dice que Pemex tiene que volver a ser una empresa de clase mundial; promete que los recursos que se obtengan con la reforma se destinarán a educación y salud.
El presidente habló sobre la entrega de la Reforma energétic
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética presentada por el gobierno al Legislativo pretende que la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) vuelva a convertirse en una empresa fuerte en el escenario internacional y contribuya al desarrollo del país, afirmó el martes por la noche el presidente Felipe Calderón.

La iniciativa pretende “que el petróleo siga siendo una palanca de prosperidad que garantice la educación y la salud de todos los mexicanos”, dijo Calderón en un mensaje a la nación emitido por televisión y radio a las 22 horas locales.

Calderón dijo que el proyecto no contempla la privatización de Pemex, sino que intenta fortalecer a la paraestatal para lograr su modernización a través de una mayor autonomía presupuestaria y de gestión.

“Pemex no se privatiza, esto no está a debate, lo que está en juego es decidir cómo afrontaremos la responsabilidad histórica de poner a Petróleos Mexicanos en la ruta de convertirse nuevamente en una de las empresas petroleras más importantes del mundo”, dijo.

El presidente esbozó a grandes rasgos la iniciativa presentada esta tarde en la sede del Senado, y pidió que su propuesta sea objeto de un “análisis sereno y objetivo”.

“El petróleo es nuestro y vamos por el. Tenemos que invertir ahora para llegar a esa riqueza”, dijo Calderón al recordar que Pemex está actualmente incapacitado para realizar exploraciones en aguas profundas, una actividad que sí llevan a cabo sus vecinos Estados Unidos y Cuba en aguas del Golfo de México.

Para no perder la soberanía energética, la propuesta de Calderón sugiere que Pemex pueda contratar a empresas privadas especializadas en la construcción de nuevas refinerías.

“Cuatro de cada diez litros de gasolina vienen de otros países, ya que Pemex no cuenta con la capacidad necesaria para refinar el petróleo”, dijo.

El presidente informó que su propuesta reforma contempla un régimen especial para Pemex en materia de contratos con empresas privadas, que sería distinto al resto de los organismos gubernamentales, para dar una mayor flexibilidad de operación a Pemex.

“Pemex conservará en todo momento la propiedad del petróleo y los productos que de él se obtengan”, dijo Calderón al reiterar que la iniciativa no contempla ninguna posibilidad de privatización.

El mandatario dijo que la reforma también contempla la emisión de “bonos ciudadanos” que podrían ser adquiridos por los mexicanos.

“No sólo seremos dueños del petróleo sino que recibiremos directamente parte de las ganancias que genere la empresa”, afirmó.

Calderón dijo que la precaria situación de Pemex ha provocado que el gobierno deje de recibir unos 100 mil millones de pesos anuales, y prometió que si la reforma es aprobada, los recursos extras que se obtengan con la producción y venta de petróleo serán empleados para ayudar al desarrollo.

Si la reforma es aprobada, dijo, se podrán construir escuelas, clínicas, viviendas, infraestructura de drenaje y electricidad, entre otras. El presupuesto para el programa Oportunidades, que ayuda a las familias más pobres, podría ser multiplicado por cuatro, dijo.

Ahora ve
No te pierdas