Energía nuclear, viable en México: Nobel

Osvaldo Canzini advierte que pueden reducir las cargas contaminantes en México con energía nucl el 41% de la energía en México viene de los hidrocarburos, y sólo el 4% es nuclear.
La energía nuclear disminuirá la contaminación ambiental y f
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

Cada acción humana genera una reacción ambiental, desde apagar un foco hasta construir una planta de energía alterna y comprometerse políticamente ante un organismo internacional a no aumentar los niveles de contaminación mundial, dijo a Excélsior Osvaldo Canziani, científico y premio Nobel de la Paz 2007.

En México, destacó, cualquier política de ahorro energético que se establezca reduciría gastos futuros para solucionar problemas causados al ambiente.

"Todo está disponible para iniciar acciones orientadas a defender la calidad del ambiente en la Ciudad de México y en cualquier otro lugar del mundo. Corresponde a las autoridades tomar la decisión de instrumentar las recomendaciones emenadas de convenciones, acuerdos y protocolos internacionales", indicó.

Al citar el poema Martín Fierro del escritor gaucho, José Hernández, "hasta el pelo más delgado hace su sombra en el suelo", el Nobel de la Paz resaltó que al unir muchos elementos de ahorro —por pequeños que sean— construyen una economía de energía y así disminuir la necesidad de quemar combustibles fósiles para satisfacer demandas mayores.

"El apagar luces y desconectar equipos eléctricos cuando no se utilizan es una manera de ahorrar energía y de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que produce la combustión de materiales para obtener electricidad", explicó el científico.

Al argumentar que un premio Nobel no significa nada, si no se logra un cambio radical en los hábitos de consumo energético de los usuarios y en las políticas gubernamentales de los países, Canziani llamó a los gobernantes para que asuman un rol más activo en el tema ambiental considerando más las fuentes alternas de energía.

Las alternativas

Para Osvaldo Canziani, toda fuente de energía que no queme combustibles fósiles o sustancias que emitan gases contaminantes o partículas en número considerable, ayudará en la disminución de la contaminación.

Según cifras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en México 41.68% de la energía eléctrica se genera por hidrocarburos, 31.07% de productoras independientes, 11.43% de centrales hidráulicas, 7.92% del carbón, 4.56% de nuclear, 3.24 por geotermia y 0.109% de eólica.

Aunque la producción de energía nuclear ha causado controversia, el experto no la descarta como una opción viable.

"La sustitución de sistemas de energía mediante combustión por sistema de energía nuclear, indudablemente genera menos carga de contaminantes del aire, por unidad de energía generada", destacó.

En cuanto a las fuentes eólicas, solares, geotérmicas, de oleaje y de mareas, los inconvenientes radicaban en sus costos iniciales, pero para el Nóbel ya están siendo resueltos.

Entre otras alternativas energéticas, el investigador recomendó la producción de gas metano a partir de residuos humanos, animales y agrícolas.

"De allí la importancia de la separación de los residuos urbanos e industriales, mediante una acción coordinada con centros de concentración y capacidad para la producción local de metano, para su utilización en la generación de energía y refrigeración", añadió.

El premio Nobel de la Paz, señaló que ese descenso de la contaminación significaría ganancias económicas para los países y ciudades con bajos índices de turismo por esta causa.

"No cabe duda que un exceso de contaminación frena al turismo. Además, la contaminación y la lluvia ácida destruyen edificios y monumentos", dijo.

Para el científico, la Ciudad de México —con un tránsito vehicular totalmente contaminante, según su opinión— los niveles de ozono en superficie son los más elevados del mundo, no ofrece ventaja alguna al turista con problemas de salud.

Ahora ve
No te pierdas