Fallece cardenal Ernesto Corripio

El prelado murió la mañana de este jueves a causa de una enfermedad que lo aquejó por 12 años; el cardenal Norberto Rivera oficiará una misa de cuerpo presente en la Catedral del DF.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El cardenal Ernesto Corripio Ahumada falleció a las 5:30 horas de este jueves a los 88 años de edad a causa de una larga enfermedad que lo aquejó durante los últimos 12 años, confirmó el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar.

El portavoz de la Arquidiócesis anunció que este día el cardenal Norberto Rivera Carrera oficiará una misa de cuerpo presente en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México en honor del prelado originario de Tampico, Tamaulipas, quien en su momento fue nombrado el obispo más joven del mundo.

El cuerpo del prelado será velado en la Catedral Metropolitana, donde permanecerá a partir de las próximas horas para que conocidos, amigos y religiosos lo visiten, y posteriormente será sepultado en una tumba en el mismo templo junto a Fray Juan de Zumárraga y Darío Miranda, sus antecesores en la Arquidiócesis de México.

A decir de Valdemar, la noticia del fallecimiento de Corripio Ahumada fue recibida por Rivera Carrera con resignación en virtud de que conocía de sus enfermedades, como la diabetes que hace dos años provocó que le amputaran una pierna, así como de sus afecciones cardiacas, que lo mantuvieron en una larga agonía desde hace 12 años.

Recordó que ese hecho provocó que el cardenal Corripio Ahumada solicitara al Papa Juan Pablo II en repetidas ocasiones su renuncia anticipada al cargo de Arzobispo Primado de México, que fue el último que ocupó, pero el pontífice rechazó la propuesta debido a que lo apreciaba y tenía una gran amistad con él.

De hecho, fue el cardenal Corripio Ahumada quien promovió la primera visita del Papa Juan Pablo II a México, así como la beatificación de Juan Diego y el Sínodo Diocesano que rige a la Arquidiócesis.

Corripio Ahumada inició su trayectoria en la Iglesia a edad muy temprana, pues a los 16 años sus estudios en la Universidad Palafoxiana de Puebla lo llevaron a la Universidad Gregoriana, en el Vaticano, donde estudió teología y logró el grado de doctor. Ahí le tocó vivir la Segunda Guerra Mundial.

A su retorno a México, el primer cargo que ocupó fue el de obispo auxiliar en Tampico a la edad de 33 años, por lo cual fue considerado el obispo más joven del mundo, y a la muerte del titular de la diócesis fue nombrado en su lugar.

Posteriormente ascendió a arzobispo de Oaxaca en un tiempo en que estaba de moda la teología de la liberación, por lo que en ese lugar realizó una labor pastoral muy cercana a las comunidades de base, a los indígenas con quienes promovió los derechos humanos.

Después fue nombrado arzobispo de Puebla y posteriormente Arzobispo Primado de México, donde fue responsable de la Catedral Metropolitana.

Ahora ve
No te pierdas