Más disturbios por alimentos: FAO

La escasez de comida podría extender una ola de violencia en el mundo ante su creciente demanda los precios de los alimentos han subido un 65% desde 2002, según registros de la ONU.

Los disturbios registrados en países pobres por la escasez de alimentos podrían extenderse ante la expectativa de que esa carencia y los altos precios se mantengan por algún tiempo, dijo el director de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

La combinación de costos altos de los combustibles, la creciente demanda de alimentos en Asia, el uso de cultivos para biocombustibles, el mal clima y la especulación en los mercados de futuros han impulsado a los precios, provocando violentas protestas en unos cuantos países pobres.

Jacques Diouf, director general de la Organización (FAO por su sigla en inglés) con sede en Roma, dijo el miércoles durante un viaje a India que había un riesgo creciente de inestabilidad social en los países donde las familias gastan más de la mitad de sus ingresos en comida.

"El problema es muy serio en todo el mundo por los severos incrementos de precios y hemos visto ya disturbios en Egipto, Camerún, Haití y Burkina Faso", dijo a periodistas en Nueva Delhi.

Cinco personas han sido asesinadas en una semana de protestas en Haití por los altos precios de la comida en el país más pobre de América, mientras que los sindicatos de Burkina Faso han convocado a una huelga nacional por el elevado costo de alimentos y combustibles.

"Existe el riesgo de que este descontento se extienda a países donde el 50 ó 60% de los ingresos va a los alimentos", añadió Diouf.

Los inventarios mundiales de cereales alcanzan para cubrir la demanda durante ocho a 12 semanas, mientras que los suministros de granos son los más bajos desde la década de 1980, destacó.

"Esto se debe a una mayor demanda de países como India y China, donde el PIB (Producto Interno Bruto) crece al 8-10% y el incremento de los ingresos se está yendo a comida", dijo Diouf tras reunirse con el ministro de Agricultura de India, Sharad Pawar.

El funcionario agregó que estaba aconsejando a los gobiernos que inviertan en riego, instalaciones para el almacenamiento e infraestructura rural además de un incremento de la productividad para afrontar el desafío de la escasez de alimentos.

Los precios mundiales de los alimentos, según los registros de Naciones Unidas (ONU), crecieron un 35% interanual hasta finales de enero, acelerando una subida que comenzó en el 2002.

Desde entonces, los precios han aumentado un 65%. Sólo en el 2007, según el índice de alimentos mundiales de la FAO, los precios de los lácteos subieron casi un 80% y los de los granos en un 42%.

Algunos de los países más poblados han sentido el impacto de los altos precios después de que el arroz se uniera a la tendencia que ya ha incrementado el precio de otros granos como el trigo y el maíz.

Ahora ve
No te pierdas