Vamos rumbo a la privatización, dice PRD

El senador Graco Ramírez criticó los posibles contratos de Pemex con empresas privadas; para el partido del sol azteca, la reforma es la antesala para vender la paraestatal.
El senador perredista Graco Ramírez (Izquierda) asegura que
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado de la República consideró a la reforma energética enviada por el presidente Felipe Calderón como un camino hacia la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La iniciativa de reforma energética “confirma la tendencia a privatizar el mercado petrolero sin ninguna justificación”, dijo en entrevista el senador Graco Ramírez, integrante de la comisión de Energía de la Cámara alta.

Destacó que gracias a que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se opuso, no hay propuestas de contratos de riesgo entre Pemex y la iniciativa privada, sin embargo se permite otorgarle el negocio de refinación al sector privado con contratos comerciales, siendo que Pemex tiene actualmente 300,000 millones de pesos que puede utilizar para construir dos refinerías que en cuatro años podrían eliminar las importaciones de gasolina.

“Ahora pretenden darle el negocio a los amigos de Felipe Calderón”, dijo Ramírez.

Sin embargo, el Partido Acción Nacional (PAN) rechazó que se pretenda privatizar a Pemex, de ahí que no se haya presentado una propuesta de reforma al Artículo 27 constitucional, “hay que alejarnos de los falsos debates, no es válido en este momento asumir posturas ideológicas intransigentes”, dijo en entrevista por separado Rubén Camarillo, senador (PAN) integrante de la comisión de Energía.

El legislador aseguró que se le da a la paraestatal un esquema flexible para contratar servicios de empresas privadas por lo que no se pierde la propiedad del petróleo.

Bonos ciudadanos

Graco Ramírez dijo que los bonos de deuda que Pemex podría vender a los ciudadanos son el mejor ejemplo de las intenciones de vender a la paraestatal.

“Nos están vendiendo los cachitos, pero quién se queda con los enteros”, dijo Ramírez.

Destacó que más adelante este ejercicio de los bonos ciudadanos les permitirá empezar con las acciones serie “A” de Pemex y después con  el 40% de su capital.

Esa situación fue tajantemente rechazada por el senador panista Camarillo, al indicar que sin reforma constitucional es imposible colocar el capital de una empresa pública en la Bolsa.

El senador panista explicó que cada bono ciudadano, cuyo valor sería de 100 pesos, tendrán un rendimiento mayor al que cualquier banco pueda otorgar y su emisión podría superar el 3% de la deuda de Pemex, ya que éste porcentaje no es un tope sino la primera expectativa del Ejecutivo.

Ahora ve
No te pierdas