Francia no dobla manos por Betancourt

El gobierno del presidente Nicolas Sarkozy intentará encontrar otra forma para ayudar a la rehé la misión que había enviado regresó a Francia con el personal médico tras el rechazo de las FAR
BOGOTÁ/PARÍS (Agencias) -

Francia intentará encontrar otra forma de ayudar a la rehén Ingrid Betancourt después de que canceló una misión para enviar un equipo médico a la selva colombiana, en donde está secuestrada, dijo el miércoles el ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha convertido en una prioridad lograr la liberación de Betancourt, una ciudadana franco-colombiana secuestrada en el 2002 por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La misión médica enviada a Colombia por el presidente Sarkozy para brindar atención médica a la ex candidata Ingrid Betancourt regresó este miércoles a París, luego que las FARC le negaran el acceso al campamento donde está cautiva.

Sarkozy había dicho que Betancourt, secuestrada desde hace más de seis años cuando hacia campaña para la presidencia de Colombia, estaba gravemente enferma y cerca de la muerte.

"Lo que importa es que continuaremos de una manera u otra y debemos encontrarla", dijo Kouchner, quien tiene previsto viajar pronto a la región.

"Debemos primero pensar juntos sobre una nueva propuesta, visitar todos los países circundantes, y haré eso", agregó el diplomático.

Según diversas fuentes de la Iglesia católica colombiana, la ciudadana colombo-francesa, secuestrada el 23 de febrero de 2002, padece hepatitis B y paludismo, entre otras enfermedades tropicales.

Francia no renuncia

Betancourt, tres estadounidenses, otros tres políticos, policías y soldados conforman un grupo de 40 rehenes que las FARC quieren intercambiar por 500 combatientes encarcelados.

La guerrilla y el Gobierno están estancados por un acuerdo sobre los rehenes con posiciones inflexibles que han impedido llegar a un acuerdo.

El grupo dejó claro que sólo dejará libres a los rehenes mediante un canje por rebeldes presos, previo despeje militar de los municipios de Pradera y Florida, en el suroccidente de Colombia.

El rechazo de las FARC a la misión implicó que no hubo oportunidad de asistirla, admitió Kouchner.

"Debemos tomar eso en cuenta. Pero eso de ninguna manera significa que estamos renunciando. Por el contrario, persistimos", dijo Kouchner.

El ministro no reveló detalles sobre qué buscaba hacer Francia.

"Iré allí en un futuro relativamente cercano para intentar llevar adelante una vez más una misión, que sin duda será diferente", explicó sin especificar a dónde iría.

Entre enero y febrero pasados, las FARC liberaron a seis rehenes en respuesta a gestiones realizadas por el presidente venezolano Hugo Chávez y la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba.

Sin embargo, tras el bombardeo del 1 de marzo pasado del Ejército colombiano a un campamento clandestino de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murieron 26 personas, entre ellas el segundo jefe guerrillero, Raúl Reyes, los contactos quedaron suspendidos. 

Ahora ve
No te pierdas