Cuba elimina límites salariales

El país caribeño pretende incentivar a su población con salarios de acuerdo a lo que producen; en esta nueva medida el gobierno de Raúl Castro ha dicho que no habrá límites en las alzas.

Cuba está reformando el sistema de salarios estatales para crear más incentivos y permitir que los trabajadores ganen de acuerdo a lo que producen, en el último signo de cambio del nuevo presidente Raúl Castro por mejorar los resultados económicos del país, se informó el jueves.

Por primera vez en décadas y bajo la resolución número 9 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Cuba ha dicho que no habrá límites sobre los ingresos de los empleados estatales, informó la televisión estatal de la isla.

"Por primera vez se habla con claridad y precisión de que el salario no tiene límites, el techo del salario es la productividad (...)", dijo Ariel Terrero, un comentarista económico en declaraciones a la televisión local.

El Estado cubano controla alrededor del 90% de la actividad económica del país y emplea a la inmensa mayoría de la fuerza de trabajo, fijando los salarios locales.

Cuba siempre ha estado orgullosa de su rango limitado de salarios, al tiempo que algunos puestos de trabajo tienen ventajas, mientras en el pasado algunas bonificaciones estaban disponibles para algunos trabajadores.

"Una de las razones de la baja productividad es que hay poco incentivo salarial y esto frena la productividad y por eso los salarios no se incrementan", dijo Terrero.

El comentarista económico apuntó que la resolución número 9 fue firmada en febrero, pero aún no ha sido divulgada en la Gaceta Oficial de la isla.

Terrero dijo que la resolución se correspondía con el principio socialista "de a cada cual según su trabajo y a cada cual según su capacidad".

Raúl Castro, quien asumió en febrero la presidencia del país tras la enfermedad de su hermano Fidel, dijo que trabajaría para hacer que los salarios reflejen mejor el trabajo, una de las principales quejas de la población cubana.

"Constituye hoy un objetivo estratégico avanzar de manera coherente, sólida y bien pensada, hasta lograr que el salario recupere su papel y el nivel de vida de cada cual esté en relación directa con los ingresos que recibe legalmente (...)", dijo Raúl Castro en su discurso ante el nuevo Parlamento el 24 de febrero.

El nuevo presidente del país ha puesto en marcha una importante reforma en el sector agrícola para crear mejores condiciones a los trabajadores estatales y privados.

Además ha levantado la prohibición a la venta de varios electrodomésticos, entre ellos computadoras y DVD, y al uso de teléfonos celulares, así como también dio luz verde para que los cubanos puedan alojarse en hoteles de la isla antes reservados sólo para turistas extranjeros.

"Es un viejo problema. No hay que temer a que la gente gane mucho dinero, si eso responde (...) a resultados de su trabajo", dijo Adalberto Torres, un trabajador jubilado en La Habana.

"Es igual que a los campesinos. Déles la tierra, y que trabajen, no importa lo que ganen. Cuando haya muchos productos, los precios bajarán sin que tengas que 'toparlos'", afirmó Torres.

Ahora ve
No te pierdas