México se queda sin futbol en Pekín 2008

El tri femenil fue derrotado en Canadá y elimina la posibilidad de tener representativo en JO; la mínima diferencia fue apuntada por Melissa Tancredi quien aprovechó un resbalón para hacer e
CIUDAD JUÁREZ (Notimex) -

Verónica Charlyn Corral, la jugadora más pequeña de edad de la selección mexicana de futbol, aseguró hoy que el grupo sigue sin creer que están fuera de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y casi todas en un silencio total al interior.

"Es muy difícil, hasta ahora seguimos todas calladas, nadie quiere hablar, ya casi no tenemos ganas de nada. Ayer en el partido no nos lo creíamos (perder el boleto a JO) porque era algo que estábamos esperando, iba a ser un sueño hecho realidad si hubiéramos ido, pero ya es momento de pensar que es una lástima que no se pudo", afirmó.

Con un rostro que denotaba aún tristeza reveló que al interior del grupo se mantienen incrédulas de lo que sucedió y aseguró que no quisiera estar en el lugar de la defensa Rubí Marlene Sandoval, quien en un resbalón permitió que la atacante Melissa Tancredi escapara para marcar el solitario 1-0.

"Me imagino que Marlene (Sandoval) ha de estar muy triste. Acabando el partido chilló porque pensaba que era su culpa, pero no fue sólo de ella, creo que fue de todo el equipo porque aquí ganamos todas y perdemos todas", recordó.

La joven delantera, quien ingresó al minuto 70 para tener sus primeros minutos en el torneo preolímpico, espera que el "Tri" femenil reciba apoyos "porque esto no es nada más de ¿a ver qué haces en diez días?, es (un trabajo) de todo lo que hemos sacrificado".

Agregó: "Casi no se nos ha dado el apoyo, no lo ponemos como excusa, pero debe haber más apoyo, y también que desde chiquitos nos metan a todos esa mentalidad ganadora. Siento que algunos la tienen y otros que no, que ven al rival y como que se intimidan y eso no debe de haber".

En lo personal, jugar frente a jugadoras de mayor estatura y experiencia fue algo muy valioso para la habilidosa atacante, quien se convirtió en la última carta del estratega Leonardo Cuéllar en busca de abrir el cerrojo defensivo de las canadienses.

"Para mí entrar a la cancha fue una experiencia muy valiosa, es algo que ya estaba esperando, por ahí tengo un tiro al final que si hubiera entrado no me la hubiera creído, pero así es el futbol", comentó.

Posterior al encuentro frente a Estados Unidos indicó que quería jugar, pues a eso vino mientras el técnico Leonardo Cuéllar apuntó que un plan que pretendía realizar al convocarla era que viera de cerca la competencia en un preolímpico, aunque daba pocas posibilidades de que estuviera por la mayor talla de las rivales.

"No tuve muchos balones porque entras ya al partido cuando el equipo ya rompe y hay una desesperación de nosotras porque queríamos conseguir el gol, y además en la posición que entré no me acomodé mucho porque me gusta más entrar por las bandas", sentenció.

Aseguró "pero estoy agradecida por la oportunidad que me brindó el profe (Leo Cuéllar) porque ahorita estaría más enojada sino hubiese tenido la oportunidad. Intenté buscar el gol como fuera, de donde sea y con el tiro que hice, pero tampoco se trataba de que si yo entraba íbamos a ganar, es de todo el equipo".

Destacó que pese al descalabro que las aleja del sueño de jugar en Beijing el grupo tuvo mucha actitud, "y eso nos hace ver que tenemos que seguir trabajando y que así como nosotras vamos creciendo también lo hacen Estados Unidos y Canadá, ellos han seguido trabajando y por eso no se les ha podido ganar".

 

Ahora ve
No te pierdas